Unidad Anticorrupción es simulación: Rodríguez Dávila

El órgano quedó en el discurso, pues no hay verdaderas sanciones, señaló el líder de la bancada del PAN en el Congreso.
Alfredo Rodríguez Dávila.
Alfredo Rodríguez Dávila. (Foto: Archivo)

Monterrey

La Unidad Anticorrupción del Gobierno del Estado ha quedado sólo en una “simulación”, aseguró el líder de la bancada del Partido Acción Nacional en el Congreso local, Alfredo Rodríguez Dávila.

Este martes, MILENIO Monterrey publicó que una de cada cinco denuncias que llegan a la Unidad Anticorrupción de Nuevo León se convierten en sanciones para los servidores públicos, pues desde su creación en octubre de 2011 a la fecha, el órgano estatal ha procesado solamente 669 casos de mil 714 denuncias recibidas por ciudadanos.

En este sentido, el coordinador de la bancada local del PAN señaló que esto se debe a que dicho organismo, creado por el gobierno de Rodrigo Medina de la Cruz, ha resultado ser sólo una “simulación”, dijo.

“La Unidad Anticorrupción se quedó solamente en el discurso y en las buenas intenciones, es a ojos vistos por todos los ciudadanos el nivel de corrupción y falta de transparencia en la administración de los recursos de todos en el Gobierno del Estado en Nuevo León.

“Y entonces podemos decir que termina siendo solamente una simulación esta Unidad Anticorrupción. No es posible que todo el mundo vea claramente que hay desvíos, que hay desfalcos, y que están haciendo mal uso de los recursos y no hay sanciones, y todavía peor, en el caso que existan sanciones terminan siendo menores”, agregó Rodríguez Dávila.

Incluso recalcó que en muchos casos las sanciones que se emiten son menores y no se repara el daño al erario, por lo que también terminan siendo una simulación de sanciones contra funcionarios corruptos.

“Solamente se simula que se está castigando a alguien, pero no se resarce el daño económico del recurso que fue mal utilizado o que terminó en los bolsillos de unos cuantos y no en beneficio de la ciudadanía”, expresó Rodríguez Dávila.

Muchas veces las sanciones no reparan el daño al erario, dijo


El albiazul señaló que el incremento en denuncias obedece a que la población está comenzando a hacer su parte en el combate a la corrupción, y por el contrario, falta que el Gobierno del Estado comience también a hacer su parte.

“Lo que pasa es que es de las dependencias que más contacto tienen con la ciudadanía, a eso se debe el incremento, la ciudadanía está empezando a mejorar, está empezando a hacer su parte y levantar la voz, quejarse.

“Falta que la autoridad también haga su parte sancionando y castigando de forma ejemplar, para que la gente empiece a creer que no es solamente una simulación”, sentenció.

La Unidad Anticorrupción fue creada en octubre de 2011 y opera como un órgano desconcentrado del Poder Ejecutivo y de la misma Contraloría, que es quien debería encargarse de dar seguimiento a las acciones y omisiones de los servidores públicos cuando se les relacione con presuntos actos de corrupción.