Glosario para entender el 2016 desde la capital

Conoce las palabras que definieron el rumbo de la política en nuestro país, en el caótico año que está por terminar.
En la Torre Latinoamericana se efectuará el próxmo 7 de marzo una carrera vertical reconocida por la Federación Mundial de Grandes Torres.
Este fue el año en que el DF se convirtió en Ciudad de México, o el estado número 32. (Cuartoscuro-Archivo)

Clasificar, ordenar, enumerar, glosar, es una buena manera de poner orden al caos. Porque hasta el más optimista tendrá que aceptar que nuestro 2016, y por “nuestro” quiero decir el de México, (pero lo mismo podría referirme al planeta Tierra) ha sido caótico, impredecible, y desde muchos puntos de vista, desolador.

Ofrezco pues a mis conciudadanos un breve glosario en riguroso desorden alfabético, que espero resulte útil para entender el “año que vivimos en peligro”:

Ciudad de México

Para los lectores de otras partes del país, va el recordatorio: ya no somos Distrito Federal, ahora somos “Ciudad de México”. Se les acabó el chistecito de “voy al Defectuoso”, sí. Al margen de esto, creo que ningún chilango tiene muy claro todavía para qué sirvió el cambio de nomenclatura. Pero no importa. ¿Saben por qué? Porque tenemos una...


...Asamblea Constituyente

que es un organismo que, palabras más, palabras menos, se va a encargar de todo. Si no son capitalinos, van a pudrirse de envidia. Neta. La Constituyente ya avisó que se va a ocupar de que no le falte educación ni cultura ni chamba ni comida ni medicina a nadie, porque hay países o ciudades en las que al parecer basta con redactar algo para que se convierta en realidad.

Vaya, hasta de que gocemos de “plenitud sexual” se va a encargar la Constituyente. No sé ustedes, pero a mí esa magia, esa alquimia del verbo, me trae esperanzas incluso en la era Trump. Me siento, ya, pleno; como que regresan los vigores de juventud; adiós a lo de “Yo sé que no soy el mismo,/que cuando tenía quince años,/que ya se notan los años, ay, en todo mi mecanismo”, para citar a esa gran banda que es El Personal.

Vaya, hasta con erradicar la propiedad privada amenazan, supongo que como un homenaje al difunto comandante Castro, que tanto bien hizo por la economía cubana. Lanza Morena la propuesta de absorber cualquier ganancia que pudiéramos obtener por el aumento del precio de una propiedad, por aquello de que el Estado será en adelante el único propietario del suelo. Claro que no solo tenemos constituyentes en estas tierras. Tenemos también...


...Delegados

que son unos seres extraños que nadie sabe muy bien qué pueden hacer. Si se les pregunta a ellos, básicamente no pueden hacer nada. “Amenazaron a un periodista”: “Escapa de mis atribuciones”. “Hubo una balacera en la vía pública”: “Escapa de mis atribuciones”. “Los narcomenudistas se adueñaron de otra casa”: ídem.

En cambio, si les preguntas a los vecinos, tal vez te respondan que los delegados pueden o tratan de hacer lo que se les antoja: ceder terrenos públicos a asociaciones civiles y luego negar que lo hicieron, convertir a los franeleros en ciudadanos respetables mediante la estrategia de colgarles gafetes (otra forma de magia: basta un talismán para derrotar al mal), madrear a la producción de una película con las fuerzas del orden que no tienes para controlar al narcomenudeo, darte cuenta después de que eso sí escapaba a tus atribuciones y proponer entonces que eso sí forme parte de etc... Pero si la autonomía de poderes los pone tensos, olvídense de los delegados. Porque está el...


...Gobernador

que es un modo breve de referirse al fracaso del federalismo mexicano. Llevamos décadas con la cantilena de la descentralización, que siempre nos pareció un remedio no definitivo, no, pero indispensable: un paso necesario, inaplazable, para desprendernos por fin de eso que solíamos llamar subdesarrollo, tercermundismo.

Y ¡ups!: que se nos dejan venir Duarte con esas uñas largas, o Yarrington, o Padrés, o Borge, unos caballeros a los que nadie les pidió cuentas hasta que de plano, por ejemplo, ya no alcanzó ni para la nómina de los empleados. Si les asustan los gobernadores, desde luego, siempre pueden acercarse al mundo fascinante de los...


...Presidentes municipales

Porque no, ninguno como José Luis Abarca, el de Iguala, perseguido por la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, pero los hay que piden licencia para que se investigue el asesinato de algún subalterno, o los que fingen su propia muerte, pero sobre todo los que, una y otra vez, al sur al centro y el norte, son acusados de portar el virus más extendido en México, diría el lugar común, que es el de la...


...Corrupción

el tema del país desde hace un par de años. Y quiero decir que es, literalmente, un tema. No sé si hay tal cosa como una “cultura de la corrupción”; no sé hasta qué punto esté normalizada, cuánto permea a la población en general y cuánto a las élites políticas o empresariales y desde luego a las corporaciones policiacas. Es un hecho, sin embargo, que hemos empezado a discutirla y denunciarla con enjundia. Que es un tema de tertulias y periódicos, de mesas de debate y redes sociales.

TE RECOMENDAMOS: Corrupción es el segundo problema que más preocupa: Inegi

Debe ser una buena señal, si perdonan el optimismo. Pero es casi la única. Al margen de la corrupción grotesca, descarada, abierta, hay una carencia recurrente, una falla que parece sistémica en los entornos donde se toman decisiones, que es la de la...


...Transparencia y rendición de cuentas

A las que no se apunta prácticamente nadie, pero que son muy útiles en el intercambio de golpes. Significativamente, para lo que ha servido, por ejemplo, la idea muy digna de que los funcionarios desnuden sus riquezas (o miserias) es para enturbiar un poco más el ambiente. Nadie se salva. No se salvan, ciertamente, los priistas, que merecen el título de sospechosos comunes, incluso cuando tienen homenajes al absurdo como citar a un prófugo de la justicia, caso del gobernador Duarte, y someterlo a un juicio en ausencia, con la silla vacía frente a las cámaras.

Pero ya les ha caído la cáustica duda a Ricardo Anaya, del PAN, e incluso al prócer de la lucha contra la corrupción, el líder social que vive como un faquir para no quitarle bienes al pueblo bueno: AMLO, el que regala ranchos.

TE RECOMENDAMOS: Recompensa para localizar a Duarte es legal: juez

Y es que la duda se pega cuando la corrupción atraviesa a todos los partidos. Padrés es del PAN, conviene recordar. Pero tampoco Morena, la impoluta organización amlista, se salva. Digo, más allá de las sospechas que levantan los veteranos del priismo que perlan a la organización, más allá de que no termina de quedar claro qué tipo de vínculo unió a López Obrador con Abarca, más allá de La Chingada, hablamos de la organización en la que a un empleado delegacional de la Cuauhtémoc, que gobierna Ricardo Monreal, expriista reciclado en morenista, lo pepenan con 600,000 pesos en efectivo.

Pero qué más da. Porque en el fondo, ya sabemos, todo es un “compló”, una conjura para dinamitar las aspiraciones del delegado o del acusado en turno, lo mismo da, con vistas a...


...Las elecciones

que son el verdadero motivo/objetivo/destino, la luz al final del túnel, la justificación de una vida para unos y otros. Y es que cuesta trabajo encontrar un país más dependiente de sus procesos electorales. ¿Tienen la sensación de que su existencia misma es una sucesión de escalas entre elecciones? Probablemente tengan razón.

Hay políticos capaces de vivir un sexenio en campaña, o hasta dos. Esos son los más determinados, los más consecuentes con sus ambiciones, que no casan del todo con las reglas aceptadas del proceso, no. Pero todo, desde el cobro de derecho de piso al ambulante hasta los intentos de imponer el derecho de réplica en automático a los medios, hasta el tuitazo, hasta la columna en un periódico, todo, se orienta hacia el siguiente proceso electoral...


Remato con un término extrapolítico:

...Selección nacional

“Basta de tristezas –dirán–. ¿Te acuerdas de la goleada de Chile?”. De acuerdo. Pero en el nacimiento de la era Trump, o sea en el principio del Apocalipsis, ganaron en Columbus después de una eternidad: Panchos Villas de regreso a Columbus, aunque sea otro Columbus (el de Ohio, no el de Nuevo México). Todo queda perdonado. Terminemos así este glosario: con una nota piadosa.


¡Feliz 2017!