"De que se le paga a la CNTE, se le paga": Cué

El gobernador asegura que el compromiso fue reponer las clases perdidas; 73 mil profesores estatales no han regresado a las aulas desde el inicio de este ciclo escolar, hace ocho semanas.

Oaxaca

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, aseguró que los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) recibirán sus pagos, pese a no haber trabajado en lo que va del actual ciclo escolar.

Rechazó que su gobierno sea chantajeado por la sección 22 y advirtió que en adelante cualquier maestro o empleado que deje de acudir a las aulas o a su área de adscripción no recibirá salario. “Si se labora, se paga; si no se labora, no se va a pagar”, dijo.

Hasta ahora van ocho semanas sin que los 73 mil maestros de la coordinadora den clases.

Cuando llegó al gobierno, en 2010, Cué contó con el respaldo de la sección 22; sin embargo, aseguró: “No auspiciamos ni promovimos las movilizaciones, porque nadie puede estar en favor de la suspensión de clases”.

En entrevista con MILENIO, reitera que las quincenas retenidas a los maestros se pagarán a partir del compromiso de reponer los 38 días de clases que se perdieron, aunque aún se analiza la forma en que se hará ese pago (con ayuda de la Federación).

Según el Instituto Estatal de Educación Pública, la primera quincena fue pagada esta semana.

“Lo único que hemos pagado es el bono por inicio del ciclo escolar por un asunto de practicidad. Lo de las quincenas no lo hemos acordado (la fecha de pago), pero de que se les va a pagar, se les va a pagar, porque existe el compromiso de que se va a reponer el tiempo perdido.”

—¿Bajo qué criterio van a pagarle a la sección 22?

—Hemos sido muy claros, congruentes y consecuentes: desde el momento en que el ciclo escolar no inició en tiempo y forma, suspendimos el bono que se paga por inicio del ciclo escolar y tres quincenas. Fuimos claros en que si no se reiniciaba el ciclo escolar, no se pagaría. Empezamos a pagar este fin de semana por un asunto de practicidad, porque hay comunidades donde no hay bancos, y para que tuvieran recursos para reunirse con los padres de familia y acordar el regreso a las aulas. Sobre las (otras) quincenas no hemos acordado en qué momento se van a pagar. En la medida en que se vaya cumpliendo y tengamos el recurso, iremos pagando.

Cué aseguró que los mil profesores que laboraron en 30 escuelas durante el paro no serán contratados. Pese a ello, reconoce que fue una labor loable, que permitió a los niños no quedarse sin clases.

—¿Por qué los maestros sustitutos no pueden seguir en las aulas?

—Fue una decisión muy loable. Había interés de que los niños no perdieran clases, pero más allá de eso no podemos duplicar servicios ni tenemos plazas disponibles para contratar nuevos maestros. Habrá que darles las gracias y un estímulo, pero no tenemos la posibilidad de contratarlos.

—La sección 59 y algunos padres que aseguran que no son escuchados por su gobierno…

—Tenemos una ruta para esa relación y tenemos que ir corrigiendo, porque se imparten clases en módulos irregulares y tenemos que irlos regulando o ubicar a los maestros donde tienen que estar. Sobre los padres, hay una persona que dice ser representante (Luisa García). Para nosotros el representante de los padres de familia es Efraín Morales (presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia).

—¿Esperaba una jornada violenta en el reinicio de clases?

—No. Sabíamos que había 35 focos de atención. Hasta ahora no hemos tenido problemas, aunque eso no quiere decir que no se puedan presentar. Hay lugares donde se impartieron clases, pero no por maestros de la sección 22. Se llegó al acuerdo de que donde hubiera una situación tensa, no hubiera presencia de la sección 22. Atendieron la petición, porque lo que queríamos era evitar la confrontación.