Considerarían abrir padrón vehicular

En teoría, el registro podría ser revisado por cualquier persona, pero actualmente está acotado a las dependencias de Gobierno.

Monterrey

La apertura del padrón vehicular y una placa única fueron algunas de las consideraciones que resultaron de la reunión de transición entre el equipo del gobernador electo y el personal del Instituto de Control Vehicular.

El coordinador de la transición, Fernando Elizondo Barragán, señaló que, en teoría, el registro público vehicular debería poder ser revisado por cualquier persona, sin embargo actualmente está acotado a las dependencias de Gobierno.

Cuestionado sobre si esta medida podría hacer sentir inseguros a algunos usuarios, reveló que pudieran hacerse algunas adecuaciones, como un cobro simbólico para la revisión de los registros; de este modo quedarían asentados los nombres de las personas que hubieran revisado alguna placa.

“En la época actual y con la tecnología que hay actualmente quizá conviene pensar en abrirlo para que cualquier ciudadano lo pueda consultar, así es en otras partes del mundo y la utilidad de un registro vehicular es ésa, que sea público, el hecho de que cualquier ciudadano pueda saber a través de una placa de quién es el vehículo podría aportarnos valores interesantes en materia de seguridad”, dijo.

Aunque no considera el replaqueo para el primer año de ejercicio constitucional, Elizondo Barragán señaló que sería muy buena idea contar con una placa única, cuyo número no cambiara nunca ni siquiera si se tuvieran que sustituir las láminas por alguna razón; es decir, que cada vehículo contara con un número de identificación único para todo el tiempo de vida útil que circule en las calles.

Tras la reunión, en la que también visitó el área donde se cuenta con los servidores que almacenan la información sobre el padrón vehicular del Estado, el coordinador de la transición señaló que la situación financiera del Instituto se encuentra mucho mejor que como se veía hace algunos años cuando se desataron algunos escándalos de corrupción.

“El que las placas puedan ser elementos permanentes de identificación de un vehículo, en realidad lo que hace el Instituto es un registro y un número, aquí como se hace replaqueos para cobrar impuestos y no sólo de las placas, porque se cobran los rezagos de tenencia  y refrendo.

“Los replaqueos son contrarios a este propósito, porque le cambian el número de identificación contantemente a un automóvil, (…) sería el tener una sola placa independientemente del dueño para toda la vida del vehículo”, expresó.

En la reunión se dio a conocer que el ICV arrastran un total de tres mil 101 millones en deudas por cobrar que los contribuyentes no han pagado; en total son mil 329 millones de pesos por concepto de refrendo y mil 771 millones más por tenencia.

“Hay un área de oportunidad importante, lograr que se hagan efectivos cobros que están atrasados por tres mil y pico de millones, son recursos muy importantes y que, desde luego, habrá que buscar la forma de obtenerlos”, indicó.