Pactan Senado y cancillería “guía” para negociar con EU

La medida, que aplicará por primera vez en la política exterior del país, estará lista en dos semanas para que el presidente Peña la promulgue.

México

Para evitar negociaciones que atenten contra la soberanía nacional, el Senado anunció que emitirá en dos semanas un decreto que limitará el diálogo bilateral con el gobierno de Donald Trump y que abarcará los capítulos de migración, derechos humanos, comercio y economía, seguridad en la frontera y la construcción del muro.

En entrevistas por separado, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Fernando Herrera, y el coordinador perredista, Miguel Barbosa, detallaron que durante la reunión de ayer con el canciller Luis Videgaray se acordó elaborar, por primera vez, esta “guía de navegación” en que se deberá mover el gobierno mexicano en esos temas que han sido “los nodos de la complicación de la crisis”.

Los coordinadores integrantes de la Jucopo se reunieron ayer en privado con Videgaray, con quien acordaron entrevistarse nuevamente el próximo martes, así como que comparezca ante el Senado el 28 de febrero.

Herrera explicó: “Hemos establecido el compromiso, y se lo hemos anunciado, de que el Senado hará un decreto legislativo que defina principios, objetivos, metas y, desde luego, también imponga límites a este diálogo que vamos a tener con EU. Lo trabajaremos los próximos días a efecto de que sea una guía de navegación para el gobierno mexicano en su interlocución con Estados Unidos”.

Señaló que en el contexto de las facultades del Senado, de vigilar la política exterior, se decidió acompañar al gobierno en estas negociaciones de este modo, con el aval de todos los partidos.

Sobre los límites que contendrá el decreto, Herrera expuso que México no puede arriesgar ninguna circunstancia que atente contra la soberanía nacional, y por ello se trabaja con la Cancillería en esta guía en la que se podrá mover el gobierno en el diálogo con Trump.

“México tiene disposición  y debe estar abierto al diálogo con todos los países, pero en condiciones básicas y elementales. Negociar con firmeza, con inteligencia, preservando nuestra soberanía y con la dignidad a la que nos están haciendo referencia todos los mexicanos. Haremos un documento que sirva para este proceso y delimite de una manera muy clara cuál es el camino que debe seguir el gobierno federal”.

A su vez, Barbosa precisó que el decreto, que aplicará por primera vez en la política exterior del país, se tendría en dos semanas y se pretende que el Ejecutivo lo promulgue en el Diario Oficial en los días en que acudiría el canciller a comparecer.

El líder de la izquierda en el Senado dijo que se optó por un decreto, en vez de un punto de acuerdo, construido con la Cancillería, que contendrá la estrategia del Estado mexicano para transitar en esta crisis.

Explicó que se convocará a los senadores de las comisiones de Relaciones Exteriores y al coordinador de asesores de la SRE, Abraham Zamora, así como al embajador designado Gerónimo Gutiérrez con equipo técnico, para que un grupo de trabajo elabore la propuesta de decreto, en el que intervendrán los coordinadores parlamentarios asesorados por expertos internacionalistas.

“La idea es que tengamos ese asunto en dos semanas”, precisó, al subrayar que se definirán límites en esos cinco ejes, porque son los que han generado la crisis en la relación.

En tanto, senadores del PRI encabezados por Marcela Guerra viajaron a California, donde se entrevistaron con el gobernador, Edmund G. Brown, quien afirmó que es indispensable hablar sobre las consecuencias del muro en todos los niveles, “ya que habrá miles de interacciones afectadas, como la inmigración, la cultura y la economía”.

REUNIÓN CON DIPUTADOS

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados acordó reunirse con el canciller el próximo 22 de febrero, a fin de que explique los resultados  del encuentro que sostuvo con autoridades de Estados Unidos en Washington.

El presidente de la instancia legislativa y coordinador de la bancada perredista, Francisco Martínez Neri, señaló que dicho encuentro se realizará a puerta cerrada debido al carácter confidencial de la información que se pueda intercambiar con el canciller.

La reunión se dará un día antes de la visita de los secretarios de Estado, Rex Tillerson, y de Seguridad Nacional, John Kelly, quienes sostendrán un encuentro con funcionarios del gobierno federal.

Martínez Neri detalló que en caso de que las agendas de los legisladores y el canciller coincidan la reunión puede adelantarse al 21 de febrero.

“Hubo una coincidencia por parte de los integrantes de la Junta de Coordinación Política, en el sentido de que la visita del canciller sea en los términos que se acordaron, esto es que comparezca ante la junta.

“Inclusive se habló de la necesidad de que haya una amplitud en la información y que será mejor que se recibiera aquí que en el pleno, precisamente porque habrá algunos datos incluso de carácter confidencial que no se pueden manejar en público”, detalló.

ACADÉMICOS ESTADUNIDENSES RECHAZAN POLÍTICAS DE TRUMP

Contra la retórica xenófoba y la construcción del muro fronterizo, que son “una amenaza inaceptable”, 489 académicos estadunidenses del Instituto Tecnológico de Massachusetts y de las universidades de Harvard, Pittsburgh, Princeton, Yale y Nueva York, entre otras, suscribieron un pronunciamiento en apoyo a la UNAM y a México.

En la página electrónica del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la Universidad Nacional Autónoma de México se publicó el pronunciamiento, en inglés, Filósofos estadunidenses contra las políticas de Trump hacia México, en el que los investigadores expresan que “las anunciadas deportaciones masivas de inmigrantes indocumentados, incluidos los mexicanos, son también un importante punto de preocupación”.

“Nos preocupa que la dignidad inherente de estas personas se vea comprometida por alguna de esas políticas”, y agregaron estar “profundamente preocupados por el hecho de que ya están en marcha los planes para la construcción de un muro en nuestra frontera bajo la premisa de que los propios mexicanos pagarán por ello”.

Con información de: Elba Mónica Bravo/México.