AMLO espera que Abarca ayude a hallar a normalistas

El presidente del Consejo Nacional de Morena dijo que la PGR debe aplicar la ley “sin miramientos”, y exigió al gobierno federal que estos hechos deben castigarse y no quedar impunes.
López Obrador durante la asamblea en San Miguel Topilejo, en la delegación Tlalpan.
López Obrador durante la asamblea en San Miguel Topilejo, en la delegación Tlalpan. (Alejandro Madrigal )

Ciudad de México

El presidente del Consejo Nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, confió que la captura del alcalde del municipio de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca y de su esposa María de los Ángeles Pineda, ayudará a que dar con el paradero de los 43 alumnos normalistas desaparecidos.

El ex candidato presidencial aseguró que la Procuraduría General de la República debe aplicar la ley “sin miramientos”, y exigió al gobierno federal que estos hechos deben castigarse y no quedar impunes.

“Lo primero tiene que ser pedirle a Abarca qué pasó con los jóvenes para que aparezcan con vida; él y su esposa deben saber su paradero. Luego, que se castigue a los responsables y se aplique la ley sin distinciones ni miramientos para que esto no quede impune”, dijo López Obrador.

Durante su asamblea en San Miguel Topilejo, en la delegación Tlalpan, el político tabasqueño exigió la renuncia del presidente Enrique Peña para antes del 1 de diciembre, para posteriormente  convocar a elecciones y de esta manera “la gente vuelva a confiar, de lo contrario no va a salir bien”, el desarrollo del país.

López Obrador dijo ante un auditorio repleto que presentará una denuncia en contra del presidente Enrique Peña,  “por la tragedia nacional” que ocasionó la desaparición de los jóvenes normalistas ocurridos el pasado 26 y 27 de septiembre, no dio más detalles.

Posteriormente, en una segunda asamblea en el pueblo de San Pedro Mártir (Tlalpan), Andrés Manuel le deseó una pronta recuperación al jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y recordó que hace 11 meses él mismo sufrió de un infarto.

Ante los chiflidos y descalificaciones de la gente, al escuchar el nombre del jefe de gobierno capitalino, López Obrador pidió respeto “porque este movimiento debe sentir amor por el prójimo”, concluyó.