Estado no va contra partidos, va contra las personas: González

El secretario general de Gobierno, Manuel González Flores, descarta que haya una persecución política hacia los priistas El funcionario aseguró que los implicados tendrán que demostrar su ...

Monterrey

Manuel González, secretario general de Gobierno, descartó que las órdenes de aprehensión contra tres militantes priistas y que formaron parte de la administración de Rodrigo Medina sea una persecución política y aclaró que el Estado no va contra los partidos, sino contra las personas.

En entrevista, el funcionario estatal dijo parecerle extraño que Enrique Ochoa Reza, líder nacional del PRI, se esté metiendo en el caso, ya que consideró, él no tiene nada que ver.

"Nosotros no estamos persiguiendo a priistas, sino a ciudadanos que estaban en una administración y pareció muy extraño que éste señor, el presidente del PRI, saliera a reclamar algo alrededor de esto, pues ¿él qué tiene que ver?

"No tiene tintes políticos, no es algo contra los partidos políticos, es algo contra funcionarios que cometieron, desde el punto de vista de la autoridad que está investigando, acciones que deben de ser, no sólo investigadas, sino llevadas a juicio, no estamos diciendo que son culpables, simplemente tienen que someterse a un juicio y probar que son inocentes", dijo.

González argumentó que a Jorge Domene se le está investigando por los recursos que obtuvo de parte del erario con la empresa Publicaciones Limón, misma que le brindó el servicio de imagen al ex gobernador Rodrigo Medina.

Mientras tanto, detalló que a Pedro Morales Somohano se le está investigando por el quebranto de 359 millones de pesos en el Isssteleón, también en la administración de Rodrigo Medina. Por ello, insistió que nada tiene que ver si son o no militantes de un partido y no se busca afectar a los mismos.

"Eso es lo que se está investigando, no tiene nada que ver con el priismo, esos señores eran los funcionarios y se les está investigando como a cualquier otro", refirió.

Manuel González adelantó que se avecinan más casos de presunta corrupción que estarán peleando en los juzgados y estarán llamando a más ex funcionarios de las administraciones de Rodrigo Medina y Natividad González Parás.

El viernes 28 de abril, Eduardo Bailey fue detenido en Durango, acusado al igual que Pedro Morales, de provocar el quebranto al Isssteleón.

Fue presentado en la Fiscalía duranguense y tras ser llevado a un hospital por presuntas molestias, fue dejado en libertad por inconsistencias en convenios con las autoridades de Nuevo León.