Estado y municipios acuerdan operativos

Revisarán operación de casas de empeño, mercados rodantes y chatarreras; también delimitan zonas de seguridad en el área metropolitana.

Monterrey

En una reunión más de seguridad entre municipios y Gobierno del Estado, se acordó realizar operativos en conjunto contra casas de empeño, mercados rodantes y chatarreras a efecto de detectar la compra-venta de objetos robados al ser esta acción el principal motivo del incremento de robos a casa habitación.

En entrevista posterior a la junta en Palacio de Cantera, Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, adelantó que buscarán modificar la ley estatal para que se tipifique como delito grave la compra-venta de objetos robados en los negocios antes mencionados.

Asimismo, los municipios habrán de modificar y homologar sus reglamentos para impedir la instalación de más establecimientos de este tipo.

Detalló que en los próximos días habrán de hacer un inventario todos los alcaldes metropolitanos para ver cuántas son las casas de empeño, chatarreras y mercados rodantes con los que se cuenta.

“Vamos a hacer una propuesta de modificación a la ley para consignar como delito grave aquel que compre robado en esas instituciones, para que todos ellos estén obligados a reportarle a la Procuraduría a la instancia que ya tienen en las casas de empeño todo lo que compran y sea inventariado.

“Así vamos a evitar el robo patrimonial, vamos a hacer operativos en conjunto en todos los mercados rodantes, porque ahí se venden cosas robadas, y vamos a intervenirlos en operativos conjuntos la Secretaría de Seguridad Pública, la Procuraduría y los presidentes municipales en donde haya los casos”, dijo.

Además acordaron delimitar en cuatro zonas toda el área metropolitana para coordinar de una manera más efectiva los rondines de seguridad.

En este sentido, el gobernador destacó que las zonas quedaron de la siguiente manera: Monterrey, García y Santiago, zona 1; Escobedo, Apodaca y San Nicolás, zona 2; Guadalupe, Juárez y Cadereyta, zona 3; Santa Catarina, San Pedro y una parte de García, zona 4.

“Son las zonas que se decidieron para una mejor operatividad en el tema de tener resultados inmediatos en la prevención y en la aplicación de la seguridad en todo el estado”.

Otro de los acuerdos fue que la Procuraduría capacitará en cuestión del Nuevo Sistema de Justicia Penal a un jefe policial de municipio, para que éste a su vez replique los conocimientos y prácticas con toda la corporación.

Un acuerdo más, agregó, es que los alcaldes no contraten a policías que hayan salido de otra corporación municipal en tanto no se valide su expediente.

“Que todo aquel que quiera ser policía pase por las pruebas establecidas en la ley, y que vamos a generar un concepto de estar todos coordinados en el área de seguridad”, concluyó.

Cabe resaltar que la reunión con los alcaldes metropolitanos se prolongó por más de tres horas, después sostuvo otra reunión pero con alcaldes de la zona periférica de Nuevo León sobre los mismos acuerdos y temas.