ONU aplaude estrategia contra embarazo adolescente

La representante en México de Unicef, Isabel Crowley ofreció el acompañamiento del organismo en el monitoreo de la estrategia, pues dijo el esfuerzo coordinado dará resultados positivos.
El presidente Enrique Peña Nieto presentó la Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes.
El presidente Enrique Peña Nieto presentó la Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Representantes de distintas agencias de Naciones Unidas en México aplaudieron la estrategia que presentó este viernes el gobierno federal para prevenir el embarazo adolescente.

Entrevistada en la Residencia Oficial de Los Pinos luego del anuncio del presidente Enrique Peña Nieto, Isabel Crowley, representante en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), destacó que es un esfuerzo coordinado que tendrá resultados positivos.

Crowley ofreció el acompañamiento y apoyo de UNICEF al gobierno federal en el monitoreo de la estrategia para ver cómo va avanzando y para coadyuvar en todo lo posible para convertirla en un éxito.

Los jóvenes, dijo, tienen derecho a saber para tomar decisiones que afectan su vida, porque el embarazo adolescente implica muchos problemas, empezando por los bebés, que tienden a nacer con graves problemas, "porque las madres no están equipadas".

Además, las niñas que se embarazan ven truncada su educación y por lo tanto su futuro se hace más complicado. Esta tendrá que ser una estrategia que exija el esfuerzo de todos y no sólo del sector salud.

Con respecto al papel que deben de cumplir los hombres en esta estrategia, dijo que ellos deben apoderarse de la idea de vencer el machismo y ser partícipes de esta estrategia.

Leonor Calderón, representante en México del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), aseguró que evitar el embarazo adolescente tiene que entenderse como un tema de desarrollo.

"El embarazo adolescente es el ancla más segura para permanecer en la pobreza", advirtió, al tiempo que aplaudió la meta de disminuir en 50 por ciento el número de jóvenes embarazadas de entre 15 y 19 años para 2030, una meta realista, aunque exija mucho trabajo, opinó.

Leonor Calderón aplaudió en especial la decisión de eliminar a cero el embarazo de niñas menores a 14, no sólo porque los embarazos en esa edad ponen en riesgo la vida de las niñas, sino porque en gran porcentaje son producto del abuso.

Puntualizó que se trata de una decisión plausible, porque es lo mínimo que una sociedad con vigencia de Estado de derecho puede pedir.