Reprueba OEA violencia magisterial antes de elecciones

La misión de observadores electorales de la Organización de Estados Americanos condenó que organizaciones magisteriales pretendan utilizar los comicios para dirimir sus demandas y debilitar al INE.
La jefa de la delegación de la OEA, Laura Chinchilla, durante una reunión con la Mesa Directiva de la Comisión Permanente.
La jefa de la delegación de la OEA, Laura Chinchilla, durante una reunión con la Mesa Directiva de la Comisión Permanente. (Tomada de Twitter / @MBarbosaMX)

Ciudad de México

La misión de observadores electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó que organizaciones magisteriales pretendan utilizar las elecciones para dirimir sus demandas y debilitar al Instituto Nacional Electoral.

Durante una reunión con la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, la jefa de la delegación y ex presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, los observadores respaldaron también la reforma electoral que aplica a estas elecciones al señalar que se puede modificar pero es un marco que está en observación y que hasta el momento genera condiciones para un proceso electoral normal.

Respecto a la violencia de grupos como la CNTE y la CETEG, Laura Chinchilla dijo que ellos se están basando en conversaciones con diferentes autoridades como las de seguridaD “y nos constan los esfuerzos que están haciendo para poder garantizar un proceso fluido que asegure la integridad de las personas que van a acudir a las urnas. Sí es importante, sin embargo, que si bien el esfuerzo de las autoridades es importante va a ser también fundamental que no siendo muchos y que están en algunas zonas del país pues pueden afectar el derecho al voto de algunos ciudadanos”.

La jefa de la misión aseveró que no es la vía castigar y penalizar a la democracia mexicana mediante estas manifestaciones, porque ello implicaría sancionar a otros millones de mexicanos que tienen ese derecho en nombre de causas gremiales.

“Confiamos en que el clamor que sentimos es generalizado, de una población que sí quiere tener elecciones, oportunidad de votar”, consideró Chinchilla.

Subrayó que la mayor parte del país tiene condiciones para sacar adelante sus elecciones en normalidad, como en otras ocasiones y son algunos puntos donde están aconteciendo hechos que impiden avanzar en la organización para el 7 de junio, pero todavía hay tiempo y posibilidades de que se entre en razón y se pueda disponer de condiciones que la autoridad electoral requiere para organizar los comicios.

Estos hechos de boicotear elecciones en nombre de caídas gremiales son absolutamente reprochables y no van a abonar nada nuevo en términos del fortalecimiento de las instituciones y de la democracia mexicana.