Proceso electoral avanza a pesar de obstáculos: Córdova

Ante la delegación de la OEA, encabezada por Laura Chinchilla, el presidente del INE dijo que el proceso electoral avanza en tiempo a pesar de que en algunas zonas se pretende impedir su desarrollo.
Laura Chinchilla y Lorenzo Córdova durante la firma del convenio entre el INE y la OEA.
Laura Chinchilla y Lorenzo Córdova durante la firma del convenio entre el INE y la OEA. (Tomada de Twitter / @INEMexico)

Ciudad de México

Las protestas ocurridas en algunas entidades del país no han alterado la ruta del proceso electoral, el cual avanza en tiempos y calendario, aseguró el consejero presidente el Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

Durante la firma del convenio entre el INE y la Organización de Estados Americanos (OEA), indicó que a 40 días de las votaciones, es comprobable que el proceso electoral avanza a pesar de las complejidades del contexto, del volumen y de la reforma que hoy se instrumenta.

Ante la delegación de la OEA, encabezada por la ex presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, y con quien firmó un convenio en materia de observación electoral, detalló que en algunas zonas plenamente identificadas se ha pretendido obstaculizar la realización de los comicios.

Lo anterior, con el interés de obtener respuesta a problemas estructurales que no corresponden al INE ni podrían ser resueltos directamente mediante el ejercicio del sufragio.

Pretender impedir el desarrollo de los procesos electorales es un fenómeno que el INE está sorteando exitosamente hasta este momento, de la mano de otras instancias del Estado, con prudencia y de manera especial, agregó.

Córdova Vianello dijo que también gracias al diseño de nuestro sistema democrático, el cual permite incorporar a ciudadanos de todos los distritos del país a la tarea de organizar la elección.

Resaltó la intensidad de la competencia electoral y el uso recurrente de partidos y candidatos de los procedimientos especiales sancionadores para contrastar las actuaciones que puedan distorsionar la equidad en las campañas.

La contienda en marcha, enfatizó, no es similar a otras anteriores, ejemplo de ello es que la fiscalización será uno de los rasgos distintivos, ya que por vez primera la garantía del no rebase de topes de campaña se vinculan directamente con la calificación de las elecciones.

La propia Constitución establece que el rebase de topes de campaña en más de cinco por ciento respecto a lo establecido como legítimo margen de gasto por la autoridad electoral, pueden derivar en la nulidad de una elección, expuso.

El consejero presidente opinó que el reto que se deriva de la reforma electoral es constatar que el nuevo andamiaje legal ha sido el más complejo desde que fue creado el Instituto Federal Electoral (IFE).

Por lo tanto, deberá corroborar que funciona efectivamente para generar el propósito de estandarizar y homologar procedimientos y criterios en las elecciones locales con los mismos estándares logrados en el ámbito federal.

En el acto en la sede central del INE, Chinchilla Miranda, quien encabeza la misión electoral dispuesta por la OEA en México, refrendó el compromiso del organismo internacional de llevar a cabo su actuación con total rigor, objetividad e imparcialidad.

Indicó que el sistema electoral mexicano estrenará, sin duda, un conjunto de reformas adicionales que “no hay la menor duda que van en la dirección correcta”, como son el fortalecimiento de los mecanismos de fiscalización y la construcción de engranajes para empatar los procesos locales con los federales.

Además, lo que tiene que ver con la casilla única, la paridad de género y la promoción de candidaturas independientes, entre otros temas.

Recordó que no es la primera vez que una misión de la OEA realiza trabajos de observación en México.

Los objetivos fundamentales de la misión serán monitorear, fiscalizar y “brindar los informes pertinentes para que con ellos se nutran los ajustes o las reformas que requerirá el proceso o los mecanismos electorales de México”.

Garantizó que la misión que encabeza estará conformada por representantes de muchas naciones y especialistas que vendrán, no solamente a verificar la mecánica del voto, sino a analizar aspectos cualitativos de distintos elementos de la legislación electoral.