Obligan etiquetar impuesto sobre hospedaje al turismo

El decreto establece que el gravamen debe ser utilizado en la realización de eventos, obras de infraestructura o gastos para promoción turística. 
El impuesto entrará en vigor a partir del 1 de enero del año entrante.
El impuesto entrará en vigor a partir del 1 de enero del año entrante. (Foto: Jorge López)

Monterrey

El Congreso local aprobó este lunes, por unanimidad, un decreto para obligar al Gobierno Estatal etiquetar el impuesto de hospedaje a la promoción turística de la entidad.

Daniel Carrillo Martínez, integrante de la Comisión de Presupuesto, quien presentó el dictamen en Tribuna, explicó que este decreto establece que será la Secretaría de Finanzas la dependencia que deberá entregar lo recaudado por el gravamen al Fideicomiso Turismo Nuevo León.

Según lo expuesto en el documento avalado, el impuesto de hospedaje se deberá entregar al Fideicomiso para que se utilice en la realización de eventos, obras de infraestructura o para cualquier otro gasto avalado para la promoción turística de la entidad.

Dentro del dictamen se determinó además que el Estado deberá transferir el monto del impuesto a más tardar el día 20 del mes inmediato que corresponda.

Y, en caso de que no se efectúe la entrega del gravamen al Fideicomiso Turismo Nuevo León, a partir del 21 de cada mes, el Gobierno Estatal deberá pagar intereses.

Para garantizar la entrega de recursos, el decreto refiere que la Secretaría de Finanzas deberá publicar un informe sobre la cantidad de impuestos recaudados y cuánto es lo que se transfiere al fondo.

Se determinó además que el Comité Técnico del Fideicomiso tendrá la obligación de brindar un informe de forma trimestral sobre los recursos que recibió.

A favor del dictamen se pronunció el diputado del PRI, Eugenio Montiel Amoroso, quien promovió este decreto para garantizar que el impuesto sobre hospedaje se destine a promoción turística, esto tomando en cuenta las inquietudes de la Asociación de Hoteles de la entidad.

“(Lo que se pretende es) que efectivamente este impuesto sea para uso exclusivo para lo que fue creado, que es para el Fideicomiso Turismo y promover todas las actividades turísticas (…) con este decreto queremos amarrar y evitar tentaciones de promociones personalizadas”, dijo.

Montiel explicó que se determinaron plazos de entrega porque se pudo evidenciar el “jineteo” de recursos y retrasos de hasta 90 días en la entrega del impuesto.

Samuel García Sepúlveda, diputado de Movimiento Ciudadano, expuso por su parte que al etiquetar el monto los hoteleros podrán tener por medio del Fideicomiso Turismo hasta unos 130 millones de pesos para promoción turística.

A favor del decreto se pronunciaron también los diputados del PT, Sergio Arellano, así como del PVEM, Felipe de Jesús Hernández Marroquín.

En el documento aprobado por el Congreso se establece además que la entrada en vigor será a partir del 1 de enero de 2017.