• Regístrate
Estás leyendo: Nuevo León no está exento de un sismo de mayor magnitud
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 10:01 Hoy

Nuevo León no está exento de un sismo de mayor magnitud

Un especialista apuntó que la región no está del todo preparada, pues es necesario incrementar la red de monitoreo para poder conocer si estos fenómenos son por causas naturales o inducidas.

Publicidad
Publicidad

Fátima Ayala

La frecuencia de los sismos en Nuevo León va en aumento y la región no está exenta de que puedan ser de mayor magnitud, pero falta equipo para medir su relación geográfica con las fuentes de fracking y si son de causa natural o inducida.

En entrevista con Josué Becerra, para TELEDIARIO, el catedrático de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y profesor de la Facultad de Ciencias de la Tierra, Juan Carlos Montalvo, indicó que de 2013 a la fecha la mayoría de los temblores han ocurrido en la misma zona.

"Tenemos ahorita un recuento, entre 2013 y el día de ayer, 201 sismos que hemos registrado, la mayor parte han ocurrido en esa zona, donde fue el de anoche, y de esos, 12 han tenido un rango de cuatro a 4.5 (grados), y son como cinco o seis que se han sentido en el área metropolitana y municipios de la región citrícola en los últimos tres años", comentó.

Respecto a las causas de estos movimientos telúricos, el catedrático apuntó que éstas quedan en la incertidumbre por el poco alcance en la red de monitoreo.

"Las estaciones quedan relativamente en un radio de aproximadamente 90 kilómetros, respecto a donde han estado ocurriendo los sismos de los años 2013 y 2014, por lo tanto esta actividad pudiera ser inducida, pero para ese tipo de cosas hay que tener una red de monitoreo mucho más densa para poder restringir las localizaciones en profundidad.

"El primer punto que necesitamos poder revisar es hacer una correlación entre los sitios que pudieran estar haciendo esta práctica (el fracking), y por otro lado las localizaciones epi e hipo centrales de la actividad sísmica", señaló.

Agregó que en Nuevo León no está exento de percibir temblores de mayor magnitud, pues ya se han alcanzado algunos de hasta cinco grados en la escala de Richter.

"Es probable que en la región puedan ocurrir sismos con magnitudes de cinco o 5.5, de hecho en nuestro registro histórico tenemos un sismo de magnitud cinco que ya ha ocurrido.

"Otro de los aspectos importantes del sismo de anoche, es que ocurre a 90 kilómetros de Monterrey, esa es una de las características también por lo que se sintió prácticamente en toda el área metropolitana", apuntó.

Por último destacó que es importante incrementar el número de estaciones sismológicas en el estado, para poder precisar sus causas.

"Uno de los elementos importantes es incrementar el número de estaciones sismológicas en el estado y sobre todo lo que se conoce como la región de la Cuenca de Burgos, para que toda la actividad que se genera en esta zona se pueda discriminar si tiene carácter natural o inducido, conocer la naturaleza de estos nos ayuda a poder predecir qué tan frecuentes pueden llegar a ser estos eventos.

"Las estaciones sismológicas que existen son una colaboración entre el Servicio Sismológico Nacional y la UANL, de hecho para diferentes periodos de tiempo, en estos últimos años hemos instalado redes temporales para monitorear ciertas regiones que han mostrado características de interés", puntualizó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.