Reparación integral del daño a víctimas

Eduardo Sánchez señala que no hay reportes que vinculen a los jóvenes desaparecidos con un grupo criminal; utilizan tecnología de punta para localizarlos.
Eduardo Sánchez y Tomás Zerón en la conferencia de prensa.
Eduardo Sánchez y Tomás Zerón en la conferencia de prensa. (Especial)

México

El gobierno federal anunció que reparará integralmente el daño a las víctimas y ofendidos de las agresiones perpetradas en Iguala y la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, en atención a las medidas cautelares notificadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a las disposiciones legales mexicanas.

Dio a conocer además que en la investigación para hallar a los alumnos —en la que se ha utilizado tecnología de punta como drones, georradares y satélites— "no se puede garantizar" que estén vivos. Lo que no hay es algún reporte que los vincule con un grupo criminal.

Eduardo Sánchez, vocero del gobierno de la República, informó que una delegación del Estado mexicano permanece en Washington, sede de la CIDH, como parte del grupo de alto nivel que se instaló para dar seguimiento a las acciones emprendidas por las autoridades en este caso.

"El gobierno de la República ha presentado a los familiares un plan de atención integral para que se incorporen sus propuestas y se construya junto con ellos. Atendiendo a nuestras disposiciones legales y diversos protocolos internacionales, el gobierno reparará integralmente el daño a las víctimas y ofendidos.

"Las acciones que se han emprendido atienden las medidas cautelares notificadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el que participan diversas instituciones del gobierno de la República, con el acompañamiento técnico de la propia comisión", agregó.

Durante una conferencia para dar un reporte sobre la investigación de los hechos del 26 y 27 de septiembre en Ayotzinapa, y la reunión de familiares de las víctimas con el presidente Enrique Peña Nieto, dijo que el encuentro transcurrió siempre en términos muy respetuosos, y que el mandatario se comprometió a volvernos a recibir "cuando se disponga de nueva información".

El portavoz manifestó que el Presidente reiteró que no habrá espacio para la impunidad y que se profundizará en las investigaciones. "Encontrar a los estudiantes es el justo reclamo de las familias y la prioridad para el gobierno. De igual forma, no habrá pausa para localizar, detener y aplicar el peso de la ley a los responsables", señaló Sánchez.

Sostuvo que una de las prioridades del gobierno federal es brindar atención permanente e integral a las personas que se han visto directamente afectadas.

Para dar seguimiento a esta tarea se instaló una mesa permanente de atención en Ayotzinapa para informar a familiares de los avances; sus representantes legales tienen acceso a los expedientes de la indagatoria de la PGR y hay unidades de apoyo médico y psicológico.

A su vez, Tomás Zerón, titular de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, señaló que en la búsqueda de los normalistas se ha utilizado tecnología de punta, como cinco aviones no tripulados, georradeares para identificar terrenos que han sido modificados e información obtenida a través de satélites, además de que 10 mil elementos de las fuerzas armadas y federales permanecen en Guerrero para garantizar la seguridad.

Comentó que no se han localizado restos humanos en el basurero inspeccionado cerca de Cocula, y dijo que las autoridades federales tampoco cuentan con algún reporte de nexos de los normalistas con la delincuencia organizada.

Al preguntársele si con el avance de las investigaciones se puede garantizar que las víctimas sigan vivas, respondió: "Es una investigación, hoy no podemos garantizar nada".

Las revisiones

-Se han revisado 115 lugares en zonas urbanas y rurales, en cavernas, grutas, ranchos, huertas, presas, hospitales, escuelas, hoteles, cañadas, minas, montañas, presas, ríos, prisiones.

-La Agencia de Investigación Criminal consideró que José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda, no han salido del país, aunque hay ficha roja de la Interpol para su búsqueda.