No cerramos las puertas al frente: Hugo Eric Flores Cervantes

Partidario de la familia tradicional, el político considera que los valores contenidos en la Biblia deben impartirse en las escuelas.

México

Su liderazgo es de avanzada. Aspira a influir en la vida de los demás, con el propio ejemplo. Su mamá lo quería pastor. Pero se decidió por la política. Y así lo vemos:

¿Que usted es el dirigente del Partido Encuentro Social?

Aspiro ser líder. No solo un dirigente normal, sino influir en la vida de otros.

¿Y qué es eso del partido?

Es un partido que llama a la reconciliación de nuestro país.

¿Es un negocio?

No. Nunca. No queremos financiamiento público.

¿No es un negocio familiar?

No, no hay nadie.

¿Refugio de lisonjeros?

Al contrario, son de lo que menos nos gusta que nos hagan: lisonjas.

¿Pandillas de panegiristas?

Tampoco, las pandillas están en otros partidos.

¿Vividores del erario?

No, no, cero pesos a los partidos políticos.

¿Y qué tipo de líder es?

Me gusta estar muy cerca de la gente. Trato de ser un líder que ponga el ejemplo.

¿Pastor?

Mi mamá hubiera querido que fuera pastor, pero no.

¿No se sentirá el Jim Jones?

Solamente me siento Hugo Eric Flores.

¿No piensa que ya se acerca el fin del mundo?

No, no. Ojalá y no porque todavía hay muchas cosas que cambiar en este mundo.

¿Ni con estos temblores y huracanes?

Creo que la Tierra está gimiendo como los mexicanos estamos gimiendo por justicia.

En fin, ¿qué se requiere para ser militante de su partido?

No ser miembro de otro partido. Y sobre todo tener sueños, ideales. Ser un soñador.

¿Hermano vota a hermano?

No, ya no hay voto corporativo afortunadamente.

¿Que se dicen una opción nueva e innovadora?

Sí, lo somos porque el partido no surgió con ningún padrinazgo.

A ver, ¿cuál es su opción más novedosa contra la corrupción?

De entrada, que los órganos anticorrupción no sean elegidos por los partidos.

¿Dicen que son el partido de la familia?

Lo somos. Nos interesa mucho fortalecer la institución familiar.

¿Qué familia?

La familia que tiene las aspiraciones de sacar a sus hijos adelante.

¿Familia diversa?

Sí, la familia, y posiblemente la familia tradicional, ese es el modelo que defendemos.

¿No estarán ustedes confundiendo la biología con la religión?

No, no la estamos confundiendo.

A propósito, ¿cuándo les tocó por la prerrogativa de este año? 

Estamos recibiendo 200 millones de pesos. Menos las multas, impuestos. La verdad es que los recursos son pocos en nuestra organización.

Sigamos serios, ¿qué entiende por corrupción?

Es quitarle a la gente lo que le pertenece.

¿Y por corromper?

Es comprar la conciencia de los otros.

¿Mentir es una forma de corrupción?

Sin duda.

¿Engañar?

También.

A propósito, ¿que lo acusaron de malversación?

Sí, una mentira que fue perfectamente comprobada.

¿No lo inhabilitaron como funcionario público?

Y gané. Fue una trampa política de quien era el secretario del Medio Ambiente.

¿Todo bien? 

Estoy más que satisfecho de esa breve función que tuve ahí porque no me corrompí.

¿Los ciudadanos deben saber quiénes son sus líderes?

Todos. Es lo más importante de la democracia.

¿Qué debemos saber de usted?

Que soy común y corriente, vengo de un barrio muy humilde de San Juan de Aragón.

¿Eso de venir de muy abajo lo hace qué?

Un político distinto que entiende las necesidades porque las sufrió de niño.

¿Es usted ministro de culto?

No, no soy ministro de culto.

¿Lo fue?

No, nunca. Soy cristiano congregante, pero nunca he sido ministro de culto.

¿El INE ya lo investigó?

Ya me investigó el INE, también me investigó Gobernación.

¿Perteneció a la Casa sobre la roca?          

Sí,  asistí como congregante a esta asociación civil, pero yo digo que era Iglesia.

¿Qué le queda de priista?

Casi nada. En mi época, los que queríamos participar no teníamos muchos caminos.

En fin, ¿para dónde se moverán en 2018?

La gente quiere ir solos buscando nuestra identidad con candidatos propios.

¿Cuántos votos prometen?

No, no prometemos votos, queremos alcanzar millones de votos.

¿Con quiénes jugarán para dividir?

No nos interesa tampoco dividir.

¿Cuándo fue la última vez que conversó con Ricardo Anaya?

El pasado lunes, vía chat.

¿Y de qué hablaron?

Del frente que están formando. Lo vemos difícil, pero nunca cerramos puertas.

¿O sea puede ser que sí?

Pudiera ser que sí. Lo vemos difícil.

¿A usted no le molesta que lo engañen?

Sí, sí me molesta. Mucho.

¿Le molesta que lo quieran calumniar?

Desde luego.

¿Calumnió al gobernador de Morelos?

No calumniamos. Seguimos sosteniendo que hay un gobierno autoritario y criminal.

¿Criminal?

Sí. No se entiende el crecimiento del crimen organizado sin la participación de las personas que detentan el poder en materia de seguridad.

¿A ustedes quién los ha financiado?

No nos ha financiado nadie, todo ha sido recursos que hemos puesto los militantes

¿Ni Baja California?

En Baja California menos.

¿Ni los Hank?

No, hemos sido adversarios y lo vamos a seguir siendo.

¿Don Hugo, qué quiere?

Queremos cambiar a nuestro país.

¿Qué busca?

Ganar más espacios en el Congreso. Con 10 diputados hicimos poco y queremos más.

¿Qué piensa que pueden lograr?

Lograr avances en la representación que se traducirá en cambios que proponemos.

¿Cuántos son sus militantes, don Hugo?

Tenemos registrados poco más de 200 mil, pero la base de datos habla de un millón.

¿Cuántos esperan?

Si Dios quiere y las cosas salen bien, por lo menos dos millones de votos.

¿Si Dios quiere?

Así es.

¿La Biblia en las escuelas?

No. Los principios universales, que contienen en la Biblia, desde luego.

¿Está en su programa la Biblia en las escuelas?

Tenemos que poner principios y valores universales y estamos completamente convencidos que el país sería distinto.

¿Esa es la mejor idea de la reforma educativa que tienen?

Tenemos mucho más, pero primero una educación que enseñe a pensar a resolver.

¿Dios existe? 

Sí, desde luego. No tengo duda.

¿Dios vive en Los Pinos?

Ojalá viviera en Los Pinos. Un día, si el Presidente le permite vivir, va a vivir.

¿Usted no querrá ser Presidente?

No lo sabemos. Seguramente seré precandidato de mi partido.

¿Deberían los ministros de culto estar en las boletas electorales? 

Sin duda alguna, pero que se dediquen a la política y no al ministerio.

¿Cómo usted?

No. Yo no soy ministro de culto. Me hubiera gustado.

¿Margarita Zavala, a la Presidencia de 2018?

En lo personal me gustaría que hubiera una mujer en la boleta electoral.

¿Ya no es amigo de Felipe Calderón?

No, tiene muchos años que no lo veo.

Por cierto, ¿ya se reunió con Ricardo Monreal?

Hemos estado en comunicación. Ayer me reuní con su equipo.

¿Le sigue ofreciendo ser candidato al gobierno de la ciudad?

Sí, sin duda. Hay que crear un gobierno de coalición de a de veras.

¿De a de veras con Monreal?   

Sí, sí está dispuesto a gobernar con muchos más.

¿Sabe que Monreal es adorador del Niño de Atocha?

Sí sabía.

¿Eso lo saben sus militantes?

No lo saben. Me imagino que no.

¿Norberto Rivera debe ser investigado por protección de pederastas?

Sí, todas la personas que puedan haber cometido algún delito.

¿En su partido hay quienes protegen?

No, en este partido no protegemos.

Sigamos serios, ¿qué jugada es esa de fichar a Cuauhtémoc Blanco?

Fichar a un líder, levantar un nuevo liderazgo político.

¿Desesperados?

No estamos desesperados. Hay coincidencias y sueños con Cuauhtémoc.

¿La política es ‘marketing’?

Al contrario, queremos que cada vez sea menos marketing.

¿Cuánto le ofrecieron a Cuauhtémoc Blanco?

Ni un peso. Lo convencimos.

¿Le pagaron más que los socialdemócratas?

No, el Partido Social Demócrata no le pagó un peso, es un infundio que le hicieron.

¿A usted le ha quedado claro quién mandó matar a Juan Manuel García Bejarano?

No me queda claro quién lo mandó matar, pero sí sé que no lo mandó a matar Cuauhtémoc Blanco.

¿Debe un partido conocer a sus líderes?

Sin duda, deben conocer a sus líderes.

Por cierto, ¿su partido también se rige con el dedito?

No. Tiene mecanismos distintos, decisiones colectivas.

¿Qué opinión le merece AMLO?

Admirable. Ha aguantado muchísimo los embates del sistema político.

¿No se irán con él?

Es difícil hoy decir también que sí o que no.

¿Donde se acomoden?

No. Estamos pensando en un camino solo, hasta estos momentos.

¿AMLO es el mesías?

No, queremos acabar con la cultura del mesianismo político.

En fin, ¿sobreviven en 2018?

No tenemos duda. El tema de nosotros es crecer, cómo vamos a influir más en política.

¿Hermano vota a hermano?

Con todos los votos se gana. Pero me gustaría que los cristianos votaran por nosotros.