• Regístrate
Estás leyendo: No puedo fallar: AMLO
Comparte esta noticia

No puedo fallar: AMLO

Cuarta transformación

Asume la Presidencia.Anuncia ante el Congreso que desde enero la frontera norte será zona libre; en el Zócalo, ofrece sistema nórdico de salud en tres años.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

En un relevo sin sobresaltos del Poder Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador rindió protesta constitucional como Presidente de la República y, en sesión de Congreso General, advirtió que no tiene derecho a fallarle al pueblo de México.

"Estoy preparado para no fallarle a mi pueblo. Ahora que venía para acá, se emparejó un joven en bicicleta y me dijo 'tú no tienes derecho a fallarnos'. Y ese es el compromiso que tengo con el pueblo: no tengo derecho a fallar", dijo en el Palacio Legislativo de San Lázaro y más tarde, ante miles de simpatizantes en el Zócalo, remarcó: "Reitero el compromiso de no fallarles, primero muerto que traicionarles".

"BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA HABRÉ DE REELEGIRME"


En el Palacio de San Lázaro y después de colocarse la Banda Presidencial, López Obrador se definió como juarista y cardenista, pero también maderista y partidario del sufragio efectivo y de la no reelección.

"Dejo en claro que bajo ninguna circunstancia habré de reelegirme; por el contrario, me someteré a la revocación del mandato, porque deseo que el pueblo siempre tenga las riendas del poder en sus manos", indicó.

Anticipó que en dos años y medio convocará a una consulta y preguntará a los ciudadanos si quieren que el Presidente de la República se mantenga en el cargo o pida licencia, “porque el pueblo pone y quita”, y es el único soberano al que debe sumisión y obediencia.

Frente a 900 invitados, entre ellos jefes de Estado y de Gobierno, como el rey de España, Felipe VI ; el vicepresidente estadunidense, Mike Pence ; los presidentes de Bolivia, Evo Morales ; de Cuba, Miguel Díaz-Canel ; de Colombia, Iván Duque , y de Ecuador, Lenín Moreno, entre otros, López Obrador se declaró optimista para convertir a México en una potencia económica.

"Se está iniciando y ya vamos en el camino de lograr el renacimiento de México, que nos vamos a convertir en una potencia económica y, sobre todo, en un país modelo que habrá de demostrar al mundo que acabar con la corrupción es posible y así lo haremos", señaló.

El titular del Ejecutivo anunció que el próximo 1 de enero se declarará zona libre una franja de 25 kilómetros a todo lo largo de la frontera con Estados Unidos , donde el Impuesto al Valor Agregado (IVA) se reducirá de 16 a 8 por ciento y el ISR bajará a 20 por ciento, mientras que la gasolina, el gas y la electricidad costarán menos que en el resto del país y se aumentará al doble el salario mínimo.

Después de que las bancadas del PAN y del PRD en el Palacio Legislativo exhibieron cartulinas con la exigencia de reducir el precio de las gasolinas, López Obrador reviró: "Ahora resulta que los que aumentaron el precio a las gasolinas están pidiendo que baje. Hago el compromiso responsable de que pronto, muy pronto, cuando terminemos la refinería que vamos a construir y se rehabiliten seis, va a bajar el precio de la gasolina y de todos los combustibles".

“YA SOY DEL PUEBLO”

Por la tarde, en un Zócalo prácticamente lleno, AMLO participó en un ritual indígena de purificación y recibió el Bastón de Mando de parte de las comunidades originarias, para después ofrecer un mensaje y delinear 100 acciones de su gobierno, entre las cuales resaltó que "se garantizará el acceso a la salud pública hasta tener un sistema como el de Canadá o el de países nórdicos".

En respuesta a las expresiones de respaldo, el tabasqueño sostuvo visiblemente conmovido: "Yo ya no me pertenezco, yo ya soy de ustedes, soy del pueblo de México; sin ustedes, y con todo respeto, hablando en terreno político, los conservadores me avasallarían fácilmente, pero con ustedes, me van a hacer lo que el viento a Juárez".

Ahí aseguró que el próximo año volverá al Palacio de San Lázaro a entregar personalmente su Informe de gobierno, en contraste con sus antecesores Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

COMIDA, REUNIONES, PACTOS...

Antes, en Palacio Nacional, el mandatario mexicano recibió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que fuertemente escoltado llegó directamente a la comida, donde ya lo esperaban otros jefes de Gobierno latinoamericanos para tomarse la foto del recuerdo con sus respectivas esposas.

Ahí degustaron ingredientes típicos de México como el huitlacoche, el xoconoxtle y los garapiñados, además de escuchar valses de Juventino Rosas tales como “Sobre las Olas” y “Alejandra”, el “Huapango” de Moncayo y otros clásicos.

Al término de la comida y en privado, López Obrador tomó protesta a los integrantes de su gabinete y se dio también tiempo para acordar con los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales, y de Honduras, Juan Orlando Hernández, así como con el vicepresidente de El Salvador, Óscar Samuel Ortiz, las bases de entendimiento para un plan de desarrollo integral que impulse el desarrollo en la región para enfrentar y prevenir el fenómeno migratorio.

REFORMAS CONSTITUCIONALES

En la mañana, acompañado por su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, colaboradores y el círculo más cercano que lo arropó en su desafuero de 2005, López Obrador regresó al Palacio de San Lázaro, pero no a enfrentar un juicio como el 7 de abril de aquel año, sino a colocarse la Banda Presidencial.

Hace 13 años dijo que la historia juzgaría al jurado de sentencia y a él mismo, pero ayer se declaró partidario del perdón y la indulgencia.

Sin el Estado Mayor Presidencial resguardando la ceremonia, a López Obrador lo escoltó el cadete Geovanni Lizárraga, del Heroico Colegio Militar, junto con otros dos de la Heroica Escuela Naval Militar y del Colegio del Aire, que a decir del presidente del Senado, Martí Batres, llevaban la representación de las fuerzas armadas, cuyos oficiales y altos mandos fueron finalmente "desinvitados" a la ceremonia.

En su discurso ante el Congreso, el mandatario anunció la presentación de sus primeras iniciativas de reformas constitucionales.

Una, para eliminar el fuero del Presidente de la República en turno y que éste pueda ser juzgado como cualquier ciudadano, y otra para establecer el estado de bienestar y garantizar el derecho del pueblo a la salud, la educación y la seguridad social.

AMLO refrendó asimismo su compromiso de acabar con la corrupción y la impunidad, pero sin entrar a una dinámica de fractura, conflicto y confrontación pues, según dijo, su fuerte no es la venganza y es además partidario del perdón y la indulgencia.

"En consecuencia, propongo al pueblo de México que pongamos un punto final a esta horrible historia y mejor empecemos de nuevo. En otras palabras, que no haya persecución a los funcionarios del pasado y que las autoridades encargadas desahoguen en absoluta libertad", ofreció.

López Obrador, quien nuevamente causó tumultos durante sus diversos recorridos del día, defendió asimismo su propuesta de crear la Guardia Nacional para asumir la responsabilidad del combate a la inseguridad y urgió a los diputados y senadores de todos los partidos políticos a aprobar ese proyecto.

“TRANSFORMACIÓN RADICAL”

Después de agradecer al ex presidente Enrique Peña Nieto su respeto a los resultados electorales y por “no haber intervenido en la contienda”, el Presidente de la República sostuvo que este 1 de diciembre comenzó un cambio de régimen político y, a partir de ahora, se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical.

"Haré cuanto pueda para obstaculizar las regresiones en las que conservadores y corruptos estarán empeñados; por eso aplicaremos muy rápido los cambios políticos y sociales para que, si en el futuro nuestros adversarios, que no nuestros enemigos, nos vencen, les cueste mucho trabajo dar marcha atrás a lo que ya habremos de conseguir", advirtió.

En ese contexto, la oposición llamó a López Obrador a dialogar, a no regresar al centralismo, a respetar el pacto federal y a no caer en el autoritarismo.

El PAN, en su papel de primera fuerza minoritaria, quiso mostrar músculo con reclamos acompañados de una decena de cartulinas con diferentes mensajes como "Ni perdón ni olvido, justicia", "Democracia sí, autoritarismo no" ,"Que baje la gasolina" y otros, pero con el puño en alto, Morena silenció el griterío blanquiazul, al retumbar en el pleno el grito de “¡Presidente, presidente!”, entonado por más de 300 legisladores que arrollaron en la pasada elección.

Sin inmutarse, Peña Nieto permaneció en la Mesa Directiva durante toda la ceremonia. La izquierda que lo cuestionó en todo su sexenio esta vez no lo increpó y hubo momentos en que los que compartió puntos de vista con el presidente del Senado, Martí Batres, como cuando AMLO acusó a los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón de haber endeudado al país. Ambos se sonrieron, compartieron comentarios y con inclinaciones de cabeza parecían dar la razón al tabasqueño.

PARA ANOTAR

FIN A LA IMPUNIDAD
Enviará iniciativa al Senado para reformar el artículo 108 y eliminar la impunidad y el fuero de los altos funcionarios públicos, empezando por el Presidente, para que pueda ser juzgado como cualquier ciudadano, aun estando en funciones.

BENEFICIOS SOCIALES
Pensión mensual para discapacitados y adultos mayores, y será universal, lo que incluye a jubilados de IMSS, ISSSTE y Seguro Popular; 3 mil 600 pesos para 2.3 millones de jóvenes ninis y 10 millones de becas a estudiantes de todos los niveles.
NO MÁS 'FRACKING'
Se evitarán afectaciones al medio ambiente y no se permitirá el fracking en el sector energético ni tampoco la producción de alimentos transgénicos; además, el aumento al salario será del doble, anunció el jefe del Ejecutivo en su discurso inaugural.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.