• Regístrate
Estás leyendo: No estoy relacionado con las drogas: hijo de Gustavo Cárdenas
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 03:15 Hoy

No estoy relacionado con las drogas: hijo de Gustavo Cárdenas

El joven aclaró y dio su versión de los hechos tras los impactos de bala que recibió el pasado, 29 de junio.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Javier Cárdenas Dávila, hijo del diputado federal, Gustavo Cárdenas, desmintió estar implicado en asuntos de tráfico de drogas y dijo que el tiroteo en el que se vio implicado y lesionado se debió a una confusión de policías de Nuevo León.

Aseveró que nunca ha sido, ni será un criminal y tampoco tiene antecedentes penales.

A través de su cuenta en redes sociales, el hijo del también ex candidato a gobernador de Tamaulipas, dio su versión de los hechos y agradeció a quienes se preocuparon por su salud, tras los impactos de bala que tuvo el pasado 29 de junio en el municipio de San Pedro Garza García, en el estado vecino.

"Primeramente quiero ser muy enfático en aclarar y precisar, que nunca en mi vida he tenido que ver con el tráfico de drogas, como errónea, dolosa e irresponsablemente fue difundido minutos después de haberse conocido el cobarde atentado del que fui víctima. Al contrario tanto yo como el resto de mi familia hemos dedicado gran parte de nuestras vidas al servir a los demás en la medida de nuestras posibilidades".

Explicó que él se encontraba en el estacionamiento techado de la tienda HEB Fundadores, en Valle Oriente, de San Pedro Garza García, Nuevo León. "Siendo aproximadamente las 16:00 horas (cuatro de la tarde) sorpresivamente fui atacado por tres hombres armados, vestidos de civiles, quienes ahora sé, con motivos de las investigaciones del caso realizadas, son policías encubiertos de dicha ciudad".

Añadió que los policías referidos, sin motivo evidente, ni razón alguna, accionaron sus armas contra él y el vehículo en que se desplazaba, en al menos 28 ocasiones. Doce proyectiles impactaron la camioneta y tres de ellos en su cuerpo.

"Ante la criminal agresión y en busca de salvar mi vida y la de mi amigo, aceleró mi vehículo y trato de salir de dicho estacionamiento. En mi desplazamiento, observo policías afuera del centro comercial y a bordo de sus patrullas. Es ahí donde solicitó de su auxilio y protección, recibiendo sorpresivamente en lugar de ayuda, una nueva agresión física, al ser sometido violentamente contra el piso, seguido por golpes, patadas y de mas, lastimando aun mas mis heridas. (Al grado que cuando ingrese al hospital, aparte de tener heridas abiertas, también las tenia cubiertas de tierra y pasto)", sic.

"Sin importarles que estaba herido a consecuencia de los tres balazos que recibí, mi asombro llegó al límite y volví a temer por mi vida, al observar que lo civiles armados (policías encubiertos) que me dispararon instantes antes, llegaron al lugar y me gritaron furiosamente y de una forma cínica: 'debimos haberte matado'".

Dijo que ya esposado, los agresores policías encubiertos, empiezan a señalarlo como vendedor de drogas pero sin presentar evidencia alguna de su dicho en ese momento.

Tras las investigaciones, el 2 de julio, el juez de control, casi a la media noche, le otorgó la libertad, al no haberse sustentado evidencia alguna en los términos solicitados por el fiscal.

"Posteriormente ordeno que se realizará una investigación al fiscal por la brutal agregación que sufrí por parte de la policía. Cabe señalar que él se dio cuenta, de dicha violación a los derechos humanos y el exceso de fuerza y el así lo determinó", sic.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.