Seis de cada 10 niños, maltratados

Diputada perredista presenta iniciativa para quitar a padres la facultad de corregir por medio de los golpes.

México

La presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados, Verónica Juárez, aseguró que datos del Unicef indican que en México seis de cada 10 niños son víctimas de algún tipo de violencia y presentó una iniciativa para quitar del código civil federal la “facultad de corregir” que mantienen los padres o tutores de los menores, que les permite infligir actos de fuerza.

La legisladora dijo que los datos refieren que el mayor índice de mortalidad de menores por maltrato físico lo tienen Estados Unidos, México y Portugal.

Citando el documento del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, la diputada perredista destacó que 62 por ciento de los menores mexicanos sufren maltrato en algún momento de su vida, 10.1 por ciento de los estudiantes padeció algún tipo de agresión física en la escuela y 5.5 por ciento fue víctima de violencia sexual, y 16.6 por ciento fue agredido emocionalmente.

Juárez dijo que al reformar el Código Civil federal, el castigo corporal infligido por los padres debe dejar de ser un derecho de corrección para limitar esa facultad a reprender y corregir a través de la palabra.

De igual forma, debe establecerse expresamente que quienes ejerzan la patria potestad o tengan menores de edad bajo su custodia respeten, de manera obligatoria, la integridad física y psicológica de los infantes.

La modificación propuesta consiste en prohibir infligir al menor de edad actos de fuerza, en sintonía con los instrumentos internacionales en materia de derechos humanos y de la niñez suscritos por el Estado mexicano.

Y es que, advirtió, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que el maltrato infantil puede tener consecuencias a mediano y a largo plazo, ya que causa estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano; en casos extremos, se puede alterar el desarrollo de los sistemas nervioso e inmunitario.

Por ello, los adultos que padecieron maltrato en su infancia corren mayor riesgo de sufrir problemas de conducta, físicos y mentales, y existen pruebas del vínculo de importantes enfermedades a temprana edad con experiencias de maltrato durante la niñez.

La iniciativa alude a estudios efectuados en China, Colombia, Egipto, México, Filipinas, Sudáfrica e India y “muestran que hay una estrecha relación entre la violencia contra las mujeres y la violencia contra la niñez, ya que se estaría generando el fenómeno conocido como violencia en cascada, dañando el núcleo familias, lo que provoca la desintegración de la misma”.

La legisladora dijo que mientras 29 países del mundo consideran ilegal pegarle a un niño y 113 países prohíben el castigo corporal en las escuelas, en México y otros países de América Latina, la violencia física se ve como un método para disciplinar a los y las pequeñas; incluso, en las familias se promueve y se enseña a los padres a “dar una buena nalgada o un buen jalón de orejas para corregir”.

Pero afirmó que la patria potestad debe ejercerse en beneficio de los hijos, de acuerdo con su personalidad y respeto a su integridad física y psicológica, tomando en cuenta al interés superior del niño.

:CLAVES

LO QUE DICE LA LEY

Antes de 1974, el artículo 423 del Código Civil federal permitía a los padres castigar a sus hijos mesuradamente, incluso establecía la posibilidad de que los padres fueran auxiliados por la autoridad.

Hasta 1997 el texto vigente mantenía la facultad de corregirlos y la obligación de ser un buen ejemplo.

Después de 1997 se aclaró que la facultad de corregir no implica infligir al menor actos de fuerza que atenten contra su integridad física o psíquica.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]