Niegan casinos ofrecer "moches" a diputados

Miguel Ángel Ochoa, presidente de la Asociación de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México, indicó que se perderán alrededor de 10 mil empleos por el aumento de impuestos.
Se indicó que deben considerar nuevas alternativas como el cobro de 400 pesos por máquina.
Se indicó que deben considerar nuevas alternativas como el cobro de 400 pesos por máquina. (Foto: Archivo)

Monterrey

Ante las declaraciones del diputado de Movimiento Ciudadano, Samuel García, sobre presuntos sobornos por parte de los casinos a diputados locales para suprimir o atenuar el impuesto del 10 por ciento a casas de apuestas, el presidente de la Asociación de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA), Miguel Ángel Ochoa, rechazó tal situación y criticó que la atención se enfoque en ese tema cuando hay empleos de por medio que corren riesgo.

Esto surge al tiempo que el diputado del PRI, Marco González, propone aplicar el impuesto gradualmente comenzando con un 2 por ciento para el siguiente año y quedar en 10 por ciento en cinco años, de forma que se afecte lo menos posible al sector.

Mientras que por un lado criticó que el legislador de MC promoviera gravar al sector pero no se acercara con las casas de apuestas para obtener un consenso, consideró que la propuesta del diputado priista surge de un análisis entre ambas partes.

"Es injustificado (la acusación) y además negativo ¡caray! propongamos algo inteligente, hagamos el bien por el estado, el bien por la sociedad neoleonesa.

"Creo que no ha sido del todo honesto (Samuel García) más bien lo considero un vocero del Gobierno poniendo cosas que verdaderamente se antojan ridiculas", indicó Miguel Ángel Ochoa.

En entrevista para MILENIO Monterrey, explicó que la Asociación de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA) estima un recorte de 10 mil empleos en el estado y se suma al reclamo de cientos de trabajadores que acudieron esta mañana al Congreso del Estado a protestar.

Consideró que existen factores externos al estado que pueden causar graves afectaciones al desarrollo económico, tal como la migración de mexicanos y deserción de empresas por el Efecto Trump, esto, aunado al recorte en el presupuesto y aumento a diversos impuestos.

"Yo quisiera un poco decirle al diputado (de Movimiento Ciudadano) que nos viera con otros ojos y no decir: 'a esos ya los tengo cautivos y los junto y los noqueo'; vamos a mandar a desempleo a la gente y el desempleo va a provocar delincuencia, va a provocar ilegalidad, no es una solución" dijo.

Igualmente expuso que se deben considerar nuevas alternativas como el cobro de 400 pesos por máquina, tomando en cuenta que son 21 casas de apuesta y aproximadamente 9 mil máquinas, mismo que como gremio propusieron.

Por último, el presidente de AIEJA, mencionó que el reclamo que hicieron los trabajadores del Sindicato Nacional de Trabajadores de Establecimientos de diversiones, hoteles, restaurantes y comunicaciones es dentro de su derecho constitucional y es válido para ellos alzar la voz.

KDSC