Nadie puede aferrarse a ser elegido: Mancera y Aureoles

Durante el encuentro Galileo, Mauricio Merino, del CIDE, exigió a los partidos olvidarse del frente si seguirán con prácticas corruptas.
Algunos de los participantes a la reunión política.
Algunos de los participantes a la reunión política. (Javier Ríos)

México

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, llamaron a apoyar quien resulte abanderado del Frente Amplio Democrático (FAD) para 2018 y aunque confirmaron que buscarán participar en el proceso de selección coincidieron en que nadie se puede aferrar a la candidatura. 

En tanto, el mandatario de Morelos, Graco Ramírez, pidió instalar mesas de trabajo entre integrantes del FAD para sacar al candidato presidencial.

Lo anterior, durante el primer Congreso Galileo, organizado por la corriente perredista del mismo nombre. En ese contexto, Graco pidió no perderse en el debate sobre quién será el aspirante ni caer en el simplismo de la alianza electoral.

Mancera destacó que en el encuentro se dieron “grandes coincidencias para la construcción de un FAD con altura de miras” y subrayó que se deben dejar los debates retóricos y repetitivos para lograr un cambio en beneficio de la población.

“Dejemos ese saco de yo soy el candidato, y quien salga vamos a apoyarlo todos y todas, con decisión”, subrayó.

Silvano Aureoles señaló que el régimen político actual de México se encuentra “agotado”, por lo que consideró necesario construir un gran frente con una mayoría responsable que dé certeza, estabilidad y gobernabilidad en el país.

BARRALES: NADIE PODRÁ SOLO

Alejandra Barrales, presidenta nacional del PRD, señaló que la construcción del frente requiere de un cambio de paradigma, toda vez que la situación de emergencia del país obliga a buscar alternativas extraordinarias.

Consideró que una sola persona o una sola fuerza política no puede con los problemas de México y menos resolverlos.

Durante su participación en el primer Congreso Galileo,  la líder perredista reiteró que el frente amplio requiere de la sociedad  civil para que haya un cambio real, de lo contrario no se estará actuando diferente. “Quien diga que puede solo contra los problemas que lastiman a las y los mexicanos no está siendo serio”, aseveró.

El proyecto de transformación, dijo, debe apoyarse de una mayoría real como la que proponen los gobiernos de coalición.

Mauricio Merino, del Centro de Investigación y Docencia Económicas, exigió a los partidos que buscan construir el frente que no lo hagan si continuarán con las mismas prácticas corruptas, en lo que coincidió el ex secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez Icaza.