• Regístrate
Estás leyendo: Nacif, a favor de replantear financiamiento a partidos
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 10:01 Hoy

Nacif, a favor de replantear financiamiento a partidos

“Hay que pensar en una reforma que haga que las fuerzas busquen más a la ciudadanía”, expresó el consejero del INE.
Publicidad
Publicidad

Reducir los recursos públicos a los partidos es insuficiente para acabar con la corrupción electoral, hay que hacer un replanteamiento de todo el sistema de financiamiento a los organismos y de las campañas, consideró el consejero del INE Benito Nacif.

El presidente de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del instituto expresó su respaldo a la propuesta de Morena de bajar las prerrogativas de las fuerzas políticas hasta en 50 por ciento, pero dijo que es apenas el primer paso: “Debe ser parte de una reforma integral que genere el consenso de las fuerzas políticas y que no sea una medida unilateral impuesta por una mayoría, sin tomar en cuenta a todos”.

En entrevista, explicó que la reducción del financiamiento público debe estar acompañada de un análisis de fondo del sistema, que garantice a los ciudadanos ejercer su derecho a contribuir a las causas públicas.

En ese sentido, agregó que hay que considerar que modificar el artículo 41 constitucional y reducir las prerrogativas a la mitad tendrá un impacto en otro elemento de la Carta Magna, que plantea que el financiamiento privado no podrá ser mayor al público.

Si eso no se cambia de forma paralela, dijo, habrá una gran inequidad con los partidos pequeños, que no podrán compensar los pocos recursos que recibirán con aportaciones de sus simpatizantes o militantes.

Nacif aseguró que el actual esquema del financiamiento público es prácticamente la única forma de que subsistan las fuerzas políticas, pero ha demostrado no ser un método efectivo para evitar la corrupción electoral, por lo que es fundamental replantear el sistema.

También consideró que la apertura a las aportaciones de los simpatizantes de una forma transparente, regulada y con límites claramente establecidos representa una buena oportunidad para reducir el gasto público y mantener la esencia del modelo democrático.

No obstante, comentó que, a la par de esa apertura, es fundamental tomar medidas para investigar, prevenir y sancionar la corrupción electoral a través de una policía especializada, entendida como el quid pro quo de aportaciones a cambio de beneficios o contratos de obra pública.

Cuestionado sobre el riesgo que eso puede implicar para el ingreso de dinero ilícito a los partidos o a las campañas, expresó que esto se puede prevenir fortaleciendo la procuración de justicia sobre delitos electorales para que los responsables se enfrenten a las consecuencias.

“La Fepade debe fortalecerse para hacer este tipo de investigaciones que son complejas, llevan tiempo y que requieren medidas necesarias para cuidar la salud de una elección. Esa es una parte del sistema democrático pendiente”, destacó.

Nacif recordó que algunos esquemas de autofinanciamiento a los que se recurrían han entrado en desuso, pero argumentó que, al verse obligados a buscar las aportaciones de los ciudadanos, esto permitirá que haya un acercamiento mayor que evitará que se aíslen y se burocraticen, perdiendo de vista las verdaderas necesidades de quienes buscan representar.

“Hay que pensar en una reforma que haga que los partidos busquen más a la ciudadanía y a la sociedad civil”, concluyó.

CLAVES

LOS RECURSOS

Con la legislación actual, el próximo año los partidos políticos recibirán 4 mil 855 millones de pesos.

Morena, al ser la principal fuerza política, será el partido que recibirá más recursos: mil 600 millones de pesos.

La asignación de los recursos se realiza en función del número del padrón electoral y la votación que cada partido recibió en la elección federal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.