Da CNDH recomendaciones a Estado sobre prisiones

Entre los temas se encuentran las mujeres reclusas, atención médica, falta de separación por sexos y la actuación de funcionarios, entre otros.
Se realizó un evento con las organizaciones defensoras de los derechos humanos en la entidad.
Se realizó un evento con las organizaciones defensoras de los derechos humanos en la entidad. (Foto: Leonel Rocha)

Monterrey

El Estado de Nuevo León ha recibido las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos sobre el estado de las prisiones y particularmente de las reclusas mujeres, dio a conocer su presidente Luis González Pérez.

En un evento con las organizaciones defensoras de los derechos humanos en la entidad, dijo que el tema de mujeres en reclusión debe tratarse directamente con los distintos gobernadores para ver la situación que prevalece en estos penales.

"Es uno de los temas a atender, esa es la agenda en Nuevo León. Aún es muy pronto para tener respuestas, pero por parte de Nuevo León podemos decir que al menos no hay rechazo al informe, ya tendré oportunidad de platicar con las autoridades.

"Cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos emite una recomendación o un informe no buscamos confrontarnos con las autoridades, lo que buscamos es señalar donde hay problemas para que estos se corrijan", dijo.

Dijo que la atención en los penales es una tarea urgente a tratar, existen problemas de atención médica, falta de separación de hombres y mujeres, además de otras carencias que se tienen que tomar en cuenta.

Insistió que lo que se busca es que la autoridad revise la actuación de sus funcionarios y con ello se den las modificaciones pertinentes.

Dijo que la sociedad civil no tiene confianza en las autoridades y el acatamiento de estas resoluciones coadyuvaría a modificar esta percepción.

"En México es una obligación de todo servidor público y de toda autoridad divulgar, proteger y difundir los derechos humanos, la agenda de derechos humanos debe ser el eje articulador de cualquier política pública tratándose de cualquier poder", dijo.

Sobre el tema de la tortura y la polémica sobre las declaraciones del relator especial de las Naciones Unidas, Juan Méndez, el ombudsman nacional insistió en señalar que más allá del cuestionamiento sobre el número de casos que se habían analizado o no, lo importante es no olvidar que el problema existe y tiene que ser combatido.

Dijo que se deben atender las recomendaciones de manera inmediata porque incluso un solo caso merecería toda la atención para remediarlo.

"Es motivo suficiente para poner atención, una sola tortura es un hecho grave, en ese sentido creo que es importante que tomemos en cuenta las propuestas y las recomendaciones que hacen los organismos internacionales y que se aclaren las diferencias", puntualizó.