Gobernador justifica el aumento de asesinatos

El mandatario estatal dijo que si no hubiera sucedido el tema del penal solo habría 20 muertes por delincuencia organizada y que las demás se dieron en pleitos por borracheras.

García

El aumento de homicidios dolosos en el primer semestre de 2016 de 45 por ciento fue justificado este viernes por el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón.

Las 49 muertes del penal del Topo Chico, nueve asesinatos de Apodaca y siete homicidios en Santa Catarina, dijo el mandatario estatal, fueron casos que hicieron aumentar los crímenes en la entidad.

Si bien aceptó que fueron hechos de violencia lamentables, aseguró que no se tratan de eventos relacionados con una delincuencia generalizada.

Rodríguez Calderón afirmó que el resto de los homicidios fueron por supuestos pleitos, borracheras y broncas.

"Si no hubiera sucedido el tema del penal estuviéramos en el 24 por ciento, estuviéramos en una condición mucho mejor.

"Sin esos (casos) hubiéremos tenido alrededor de 20 de la delincuencia organizada, el resto son por pleitos de borracheras o broncas entre gente por la violencia normal", dijo.

El mandatario estatal afirmó que ante las cifras el Gobierno Estatal está trabajando para bajar los índices delictivos y controlarlos.

"Creo que estamos en condición de poder controlar eso, nosotros tenemos ubicado precisamente todo lo que pasa en el Estado y estamos trabajando para bajar esos índices y el trabajo es que necesitamos tener más policía", manifestó el gobernador.

Añadió que para el 30 de julio próximo se espera un estimado de 400 elementos de la gendarmería para apoyar a Nuevo León y trabajar en disminuir los índices delictivos.

Para mejorar las condiciones de seguridad, el gobernador Jaime Rodríguez expuso que además las autoridades estatales han estado en coordinación con los alcaldes para que se trabaje en destinar más recursos a la prevención del delito.

"Hemos hablado con los alcaldes, con todos, todos ellos han hecho un gran esfuerzo por poder reclutar más policía, todos ellos han hecho un gran esfuerzo por dedicarle más recursos a las áreas de prevención del delito.

"Están haciendo un esfuerzo para coordinarse entre sí, que en el pasado no se daba eso, para poder bajar los índices en ese sentido", detalló.

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, mencionó también que las llamadas que se realizan de adentro del penal hacia afuera son controladas por el C5 con lo que buscan evitar otros delitos contra la ciudadanía.

Según estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, los asesinatos registrados en Nuevo León aumentaron de 227 casos en los primeros seis meses de 2015, a 330 de enero a junio de 2016.