Contra monopolios, sin 'partir' empresas: PRI en San Lázaro

La legislación va por el combate de esa práctica en todos los sectores, pero sin dejar las industrias a merced de inversionistas extranjeros, señala.
El vicecoordinador de la bancada priista, Héctor Gutiérrez de la Garza, descartó que se atomice a empresas.
El vicecoordinador de la bancada priista, Héctor Gutiérrez de la Garza, descartó que se atomice a empresas. (René Soto/Archivo)

México

El Congreso de la Unión está listo para recibir esta semana las iniciativas presidenciales de legislación secundaria en telecomunicaciones y competencia económica, que a decir del vicecoordinador de los diputados federales del PRI, Héctor Gutiérrez de la Garza, deberán combatir los monopolios en todos los sectores, pero sin atomizar la industria nacional, ni dejarla a merced de los inversionistas foráneos.

“Tenemos que combatir prácticas monopólicas y monopolios, generar una libre competencia (…), pero esto no implica que de inmediato se pretenda atomizar a la empresa, porque lo único que vamos a conseguir con ello es que nuestra industria nacional, nuestra empresa nacional, no tenga el blindaje suficiente frente a las inversiones extranjeras, que es obvio que este país va a recibir”, anticipó el también presidente de la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados.

Subrayó por ello que la reglamentación de la reforma constitucional en la materia establecerá los alcances del Ifetel para determinar la preponderancia económica de los concesionarios en telecomunicaciones y radiodifusión, con el fin de que se dé un trato igual a los iguales y uno desigual a los desiguales.

Adicionalmente se fijarán las reglas del juego para la accesibilidad universal a la banda ancha y la posibilidad de cualquier competidor para ofrecer sus servicios a los usuarios, a fin de generar mejor calidad y tarifas más bajas a los consumidores.

“La reforma constitucional en su conjunto busca eliminar monopolios y prácticas monopólicas y concentraciones de poder, no sólo en telecomunicaciones y radiodifusión, sino en cualquiera de los sectores: la ley de competencia económica hacia eso también va a ir”, puntualizó Gutiérrez de la Garza.

Por separado, el legislador panista Juan Pablo Adame urgió al Ejecutivo a presentar sus propuestas de leyes secundarias para darle certidumbre al sector de las telecomunicaciones.

El negociador del PAN en la materia perfiló así los temas que inevitablemente debe considerar la reglamentación correspondiente.

“Vamos a revisar temas como la multiprogramación, las tarifas de interconexión, las facultades del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) en asuntos como la preponderancia y los derechos que ya les dimos a los mexicanos, por ejemplo del tema del internet, que nosotros ya lo consagramos en el artículo sexto de la Constitución, pero en las leyes secundarias se tiene que ver cómo va a ser aplicado este derecho para todos los mexicanos”.

El presidente de la Comisión Especial de Agenda Digital y Tecnologías de la Información de la Cámara de Diputados lamentó el retraso de dos semanas en la presentación de las iniciativas de legislación secundaria en la materia.

“El tiempo va corriendo y cada vez se acerca más la fecha del 9 de marzo, y lo que es muy pertinente es que el Ejecutivo pueda mandar, como lo anunció, la iniciativa de competencia económica, pero con telecomunicaciones. Van de la mano, se cruzan en muchos temas, y por lo tanto esperamos que el anuncio que se hizo hoy venga acompañado de la otra iniciativa”, puntualizó.

El 9 de marzo vence el plazo fatal para que el Ifetel dé a conocer la convocatoria para concursar al menos dos nuevas cadenas nacionales de televisión, aunque especialistas en la materia argumentan que no es posible abrir ese proceso sin legislación reglamentaria.

Adame advirtió finalmente sobre tres puntos que en el momento actual generan incertidumbre en el sector telecomunicaciones.

“Primero, a qué cámara llegan (las iniciativas de leyes secundarias), ¿Senado o Cámara de Diputados?; segundo, ¿cuándo llegan?, y tercero, el contenido de las iniciativas, y ahí es en donde nosotros no podemos vacilar y debemos darle certidumbre al sector para que lleguen las inversiones, para que pueda haber competencia, para que tengamos mejor calidad y mejores servicios de telecomunicaciones”.