Es “momento oportuno” para elevar penas: GDF

Héctor Serrano, secretario de Gobierno capitalino, señala que debe revisarse la legislación actual y afirma que las detenciones en la marcha del 2 de octubre fueron “totalmente legales”.
Comercios que fueron saqueados el pasado miércoles sobre Reforma comenzaron a ser reparados.
Comercios que fueron saqueados el pasado miércoles sobre Reforma comenzaron a ser reparados. (Ariana Pérez/Micphotopress)

México

El Gobierno del Distrito Federal (GDF) aseguró que debe revisarse la legislación actual y aumentar la penalidad para las personas que cometan actos de vandalismo y agredan a los agentes de seguridad durante las movilizaciones que se llevan a cabo en la Ciudad de México.

El titular de la Secretaría de Gobierno del DF, Héctor Serrano, consideró que es el “momento oportuno” para realizar estas modificaciones en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, sobre todo, dijo, para que el respeto a la autoridad sea mucho más contundente.

“Me parece que es importante, sin duda, actualizar la situación social que vivimos y sí ayudaría en mucho, por supuesto, que pudiera incrementarse la penalidad”, subrayó en una tarjeta informativa.

El funcionario capitalino añadió que las detenciones que se realizaron el pasado miércoles, durante los desmanes en la marcha conmemorativa del 2 de octubre —que dejó un saldo de 102 arrestados y 32 policías heridos—, fueron “totalmente” legales y sujetas a derecho, además de que los detenidos fueron presentados ante los respectivos Ministerios Públicos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, por lo que descartó acciones arbitrarias.

Serrano resaltó que en una movilización como la de hace dos días, en la que participaron aproximadamente 15 mil personas, la actuación tiene que ser muy precisa en la detención de presuntos responsables de agredir a uniformados y realizar saqueos.

“Lo que se busca en todo momento es que se tenga evidencia de la participación de las personas detenidas, a fin de evitar que transeúntes o ciudadanos que marchan pacíficamente sean víctimas de alguna agresión por parte de la policía”, resaltó.

El secretario de Gobierno recalcó que de dicho número de participantes en la movilización, 99 por ciento marchó pacíficamente y solo aproximadamente 200 integrantes de colectivos anarquistas fueron los agresores.

Mandan a policías sin equipo

Policías capitalinos advirtieron que en las más recientes manifestaciones son convocados no solo aquellos elementos que forman parte de los agrupamientos que reciben capacitación para enfrentar a grupos de choque.

También, como fue en el caso de la marcha del pasado miércoles, uniformados de la Policía Sectorial, de la Policía Auxiliar y de la Bancaria e Industrial tuvieron que estar presentes sin tener los aditamentos y conocimientos en el control de multitudes violentas.

Muestra de ello es que la mayoría de los elementos de seguridad heridos pertenecen a estas corporaciones; los uniformados, a pesar de que pretendían mantenerse agrupados, por momentos fueron rebasados por los audodenominados anarquistas.

“Todos recibimos una capacitación y cursos de actualización policial, pero para enfrentar a grupos de choque están en específico el Agrupamiento de Granaderos, Fuerza de Tarea o el Grupo Metropolitano, pero en estos casos debemos atender el llamado de los jefes”, indicaron.

El Protocolo de Actuación Policial para el Control de Multitudes, publicado en la Gaceta Oficial del DF el 25 de marzo pasado, instruye a los jefes policiacos a planificar la logística, verificar que el personal operativo cuente con el equipo adecuado, designar a los responsables y establecer el transporte en que se trasladarán los uniformados.

Claves

El cambio a la ley

En diciembre pasado, la Asamblea Legislativa modificó el artículo 362 para reducir la penalidad referente a ataques a la paz pública, a fin de que pudieran ser excarcelados 14 detenidos durante los actos de vandalismo del 1 de diciembre.

Este artículo tenía una pena de hasta 30 años, por lo que a quien le imputaran este ilícito no alcanzaban fianza por ser considerado delito grave, pero con las modificaciones dejó de ser así y actualmente alcanzan caución los acusados.