• Regístrate
Estás leyendo: Molesta a dirigentes de partidos postura de CEE
Comparte esta noticia

Molesta a dirigentes de partidos postura de CEE

Mauro Guerra, de Acción Nacional, y César Cavazos, del PRI, consideraron que este órgano está omitiendo los intereses de los ciudadanos.

Publicidad
Publicidad

Luego de que la Comisión Estatal Electoral (CEE) diera a conocer que el inicio del año electoral en la entidad es el 6 de octubre y que no se aplicará la reforma recién aprobada en el Congreso, los dirigentes del Partido Acción Nacional (PAN) y del Revolucionario Institucional (PRI) manifestaron su rechazo a las resoluciones.

Para Mauro Guerra Villarreal, dirigente del comité del Partido Acción Nacional en Nuevo León, la Comisión Estatal Electoral está respondiendo a los intereses del gobernador Jaime Rodríguez Calderón y no a los de la población.

En entrevista, dijo que los integrantes de este organismo electoral se equivocaron en el cumplimiento de sus funciones, al desconocer la reforma electoral que aprobó el Pleno de la Legislatura estatal.

"Hacía mucho tiempo que en Nuevo León no teníamos una autoridad electoral con tantos defectos como la actual, y con tan pobre entendimiento de las leyes electorales", indicó en entrevista.

El líder panista señaló que los miembros de la CEE se excedieron en sus funciones, porque hay un total desconocimiento y no otras motivaciones, como la ampliación presupuestal del Ejecutivo lo que haya motivado ese ilegal acuerdo.

"Desde luego que recurriremos ante las instancias jurisdiccionales como el Tribunal Estatal Electoral y de ser necesario acudiremos a la Sala Superior para impugnar este acuerdo de una Comisión Estatal Electoral que existe la posibilidad de que está actuando ante la presión del Poder Ejecutivo", subrayó Mauro Guerra Villarreal.

El líder del partido albiazul, reiteró que la Comisión Estatal Electoral responde a los intereses del gobernador Jaime Rodríguez, en lugar del de los ciudadanos.

Por su parte, el dirigente del PRI estatal, César Cavazos Caballero, también manifestó su desacuerdo con la decisión de la Comisión Estatal Electoral, por desconocer la reforma electoral que acordó el pleno de la Legislatura local y decidir que el proceso del 2018 se celebre con base a la Ley Electoral de 2014.

El líder priista dijo que sin la menor duda esta decisión de los integrantes del organismo electoral es en respuesta a alguien, que bien puede ser el Gobierno, a cargo de Jaime Rodríguez, a quien le favorece.

"Eso es lo que creemos, que se haya decidido desconocer la reforma electoral que acordaron los diputados en el Pleno de la Legislatura, para darle preferencia a las candidaturas independientes y políticos de Nuevo León que están interesados en todo este tema", precisó.

El dirigente del partido tricolor expresó que es muy desagradable que los integrantes de la Comisión Estatal Electoral hayan emitido una opinión y pasaran por alto que hay un recurso de la Corte para que el proceso electoral se celebre con una normativa.

"Eso es tanto como aplicar una ley que es obsoleta, pues en cuatro años se han presentado diversas modificaciones del instrumento legal, adecuándose a la época actual y no pasada", indicó César Cavazos.

Agregó que recurrir al anterior ordenamiento legal para los comicios del próximo año sería un retroceso.

"Y claro que no estamos de acuerdo, tendremos que esperar a ver que dice la Suprema Corte y seremos respetuosos lo que decidan sus integrantes", concluyó.

Claves

Las perspectivas

• Mauro Guerra Villarreal, dirigente estatal del PAN, dijo que la CEE está anteponiendo los intereses del gobernador a los de los ciudadanos.

• El dirigente del PRI en el estado, César Cavazos Caballero, consideró que recurrir al ordenamiento legal de 2014 implicaría un retroceso.

• La Comisión Estatal Electoral fijó el 6 de octubre como la fecha de inicio del año electoral, lo que dejaría sin efecto la reforma recién aprobada.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.