• Regístrate
Estás leyendo: Modorra, murmullos y regaños en la bienvenida a los partidos
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 17:17 Hoy

Modorra, murmullos y regaños en la bienvenida a los partidos

La sesión inició temprano; los nuevos huéspedes con el sello de sus partidos rindieron protesta y juraron cumplir la ley.

Publicidad
Publicidad

En la sesión donde dieron la bienvenida y escucharon a los representantes de los tres nuevos partidos políticos, con lo que asciende a diez el número de remaches en la llamada 'Herradura de la democracia', como le dicen a la mesa central del recinto, reinó el murmullo y la modorra, por lo que el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, repartió regaños, mientras que Horacio Duarte, de Morena, sacudía la inercia del auditorio, y Alberto Marcos Carrillo, del Humanista, no solo trastabillaba en su dicción, sino que su partido tenía acumuladas seis notificaciones en la puerta de la oficina asignada, lo que significó que nadie de ese recién nacido se había asomado a dicho inmueble.

Temprano inició la sesión. Después de saludar a consejeros y a los recién llegados, Córdova celebró "el cumplimiento por parte de tres organizaciones políticas de los requisitos marcados por la ley", y acentuó: "Estoy convencido que la legislación mexicana permite que sean los ciudadanos y no mecanismos artificiales quienes decidan cuáles partidos y cuántos conforman el sistema de la competencia electoral, la arena de la competencia".

En los extremos de la 'Herradura de la democracia', que en realidad es una mesa ovalada, estaban los nuevos huéspedes con el sello de sus tres partidos, quienes habían rendido protesta y juraron cumplir la ley, incluido Berlín Rodríguez Soria, de Encuentro Social, vecino de Horacio Duarte, de Morena, otrora representante del PRD en esa misma instancia, que de entrada mostró sus armas:

"Desconfiamos de las instituciones electorales, porque surgen del acuerdo cupular. No juzgamos, solo describimos. Venimos para ser la fuerza política que le dé cauce a la protesta, a la exigencia y a la lucha por un México más justo".

El representante del partido fundado por Andrés Manuel López Obrador, que apenas alzaba la mirada durante su discurso, pintó una raya y anticipó:

"Con ustedes, consejeros, miembros de este Consejo, habrá trato respetuoso en el marco de la ley. Nuestra crítica no es un tema personal, sino la concepción sobre el régimen y sus instituciones", dijo.

Luego arremetió contra el presidente Peña Nieto, a quien cuestionó por su "prisa" en la aprobación de leyes, y englobó las reformas estructurales.

El del Humanista anticipó que no serán "un partido antitodo y antinada", pero enseguida mostró sus cartas:

"Desde este punto de vista sí podemos en este momento declarar que nos oponemos a la concepción neoliberal de la economía y del Estado; y también nos oponemos al rancio radicalismo de izquierda que actúa permanentemente fuera del régimen político, socavando los procesos democráticos".

Más tranquilo estuvo Rodríguez Soria, quien aceptó que su partido no es tan conocido, y ensalzó: "Estamos muy contentos de poder venir a decir que el entonces Instituto Federal Electoral y ahora Instituto Nacional Electoral sí fue un árbitro imparcial en todo este proceso de registro de nuevos partidos políticos".

Y todos contentos en 'La herradura de la democracia', con sus tres nuevos remaches en sus extremos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.