Corridas de toros no son consideradas como crueles

Por los diputados de Durango, que modificaron 124 artículos de los 125 que integra la Ley de Protección y Bienestar Animal para la Sustentabilidad del Estado, con el fin de aprobar esas actividades.
El artículo octavo es el principal en la aprobación de las corridas de toros.
El artículo octavo es el principal en la aprobación de las corridas de toros. (Aldo Cháirez/Archivo)

Durango, Durango

Solo un artículo de los 125 de la Ley de Protección y Bienestar Animal para la Sustentabilidad del Estado de Durango no fue modificado para la aprobación de las corridas de toros, peleas de gallos y eventos de charrería en general.

En la Gaceta Parlamentaria de la Entidad, se pueden observar las modificaciones que los diputados realizaron a la ley, donde resaltan los artículos sexto, séptimo y octavo, siendo éste último donde se concentra la aprobación de las corridas de toros y otros espectáculos.

Según el artículo sexto, se busca regular las conductas de los seres humanos hacia los animales, señalando el maltrato animal como un acto de crueldad con el propósito de causar dolor, daño o muerte.

El artículo séptimo menciona la necesidad de prohibir y sancionar estos actos mediante un reglamento, mientras que el artículo octavo exceptúa de la prohibición a las corridas de toros, peleas de gallos, carreras de caballos o charrerías, al considerar que el cuidado y adiestramiento de los animales es dedicado a esas actividades, por lo que no son consideradas degradantes, crueles o criminales.

El único artículo que no fue modificado fue el cuarto

De esta manera en su Artículo Único, la ley señala la reforma o adición en casi su totalidad, a excepción del artículo cuarto.

Los diputados que votaron en contra del dictamen son Ricardo del Rivero y Juan Quiñones del PAN, Trinidad Cardiel del PT, Israel Soto del PRD, Carlos Matuk, Alfredo Martínez y Arturo Kamfpner del PVEM, mientras que el resto votó a favor.

Cabe señalar que Alfredo Martínez Núñez, del PVEM, fue uno de los diputados que dio su voto a la aprobación del dictamen, por lo que la organización AnimaNaturalis exige la expulsión del partido por contradecir los principios de la bancada.