• Regístrate
Estás leyendo: Misa en la Basílica, una crónica
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 23:05 Hoy

Misa en la Basílica, una crónica

Si las trompetas del Día del Juicio Final suenan como las del sábado pasado en la Basílica, podemos darnos por condenados.

Publicidad
Publicidad

Cuando llegó el pontífice a las puertas de la Basílica hubo un conato de porra, pero se esfumó en segundos. Dicen que Francisco estaba cansado. Yo lo que vi, fue a un hombre corpulento, vestido de blanco que desde que entró al recinto impuso el silencio y con apenas un gesto recuperó la solemnidad de una misa que, de no haber intervenido su presencia, se habría convertido en una kermesse.

Leer el texto completo aquí.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.