Puebla y Veracruz: las minigubernaturas de dos años

A diferencia de los otros 10 estados que renovarán gobernador, en Veracruz y Puebla se aprobaron reformas constitucionales para que en 2018 las elecciones estatales coincidian con las federales.
Los gobernadores de Puebla, Rafael Moreno Valle, y de Veracruz, Javier Duarte, lograron cumplir algunas de sus promesas como candidatos en menos de dos años, pero para otras necesitaron más tiempo.
Los gobernadores de Puebla, Rafael Moreno Valle, y de Veracruz, Javier Duarte, lograron cumplir algunas de sus promesas como candidatos en menos de dos años, pero para otras necesitaron más tiempo. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

En Veracruz y Puebla los próximos gobernadores solo estarán dos años en el cargo.

Por única ocasión el ganador de las elecciones del 5 de junio, en cada uno de estos estados, no tendrá seis años para cumplir sus promesas como sus antecesores, el veracruzano Javier Duarte y Rafael Moreno Valle.

A diferencia de los otros 10 estados con elecciones en 2016, en Veracruz y Puebla los diputados locales aprobaron cambios a sus constituciones para que en 2018 las elecciones estatales coincidan con las federales.

En Puebla, en julio de 2011, los diputados locales aprobaron una reforma electoral a su Constitución para que las elecciones de diputados y gobernador se realizaran el mismo día y año en que se celebran los comicios para diputados federales y de Presidente, con lo que el periodo de los nuevos alcaldes y el gobernador electo quedó de 2 años.

En Veracruz, en diciembre de 2014, los diputados locales pasaron una reforma a su Constitución para que se aprobara un periodo de transición de dos años para el gobernador y los diputados, con lo que las próximas elecciones de 2018 en el estado serían concurrentes con las federales.

¿Para qué alcanzan dos años de gobierno?

Los gobernadores de Puebla, Rafael Moreno Valle, y de Veracruz, Javier Duarte, lograron cumplir algunas de sus promesas como candidatos en menos de dos años -periodo que tendrán sus sustitutos para gobernar-, pero para otras necesitaron más tiempo.

En octubre de 2015, en su quinto año de gobierno, Javier Duarte envió al Congreso de Veracruz una iniciativa de reforma constitucional para quitar el fuero a los funcionarios públicos. Siete meses después, los diputados locales aprobaron la eliminación del fuero constitucional para el gobernador del estado, secretarios de despacho, alcaldes y otros funcionarios de organismos públicos.

Mientras que la propuesta de campaña de eliminar la tenencia le tomó al gobernador de Veracruz cuatro años realizarla. En 2010, Duarte prometió que eliminaría el impuesto, pero fue hasta diciembre de 2014, cuando anunció que enviaría al congreso del estado la iniciativa para reformar la Ley de Ingresos, que fue aprobada dos semanas después por los diputados locales. Duarte dijo que su compromiso fue posible porque ese año su administración estuvo en condiciones financieras de cumplir con la eliminación del impuesto.

Al gobernador de Puebla le tomó 5 años concluir una obra que dejó inconclusa su antecesor, Mario Marín. Rafael Moreno Valle inauguró en octubre de 2015 el centro de salud en el municipio de Nopalucan, cuyas obras empezaron durante administración pasada en 2008, porque "ni siquiera se tenía la tenencia de la tierra" del lugar donde se construyó.

Otra obra que el gobernador sí pudo terminar en menos de dos años fue el nuevo edificio para la Procuraduría del estado. Luego de que Protección Civil de Puebla mandó demoler el edificio de la Procuraduría General de Justicia del Estado, al gobernador Moreno Valle le tomó 14 meses su construcción, de noviembre de 2012 que se puso la primera piedra a enero de 2014 que se inauguró.