Rezan en Catedral por militares asesinados

El canónigo de la Catedral pidió a las personas no resignarse ante la violencia y repetir, mediante la venganza, los mismos modelos de odio de los criminales.
El homenaje en la explanada del 94 Batallón de Infantería para los militares caídos.
El homenaje en la explanada del 94 Batallón de Infantería para los militares caídos. (Especial)

Ciudad de México

Durante la misa en la Catedral metropolitana, el canónigo Julián López Amozurrutia pidió a los asistentes rezar por los cinco militares que fueron asesinados en una emboscada el viernes pasado.

TE RECOMENDAMOS: Cienfuegos: vamos con todo contra las ‘bestias criminales’

En sustitución del cardenal Norberto Carrera, quien viajó a Roma, López Amozurrutia también oró por la salud de 11 militares que resultaron heridos durante ese enfrentamiento.

El sacerdote rezó "por los militares que han fallecido esta semana en el cumplimiento de su deber, para que gocen de la presencia del Padre y sus familias sean confortadas en la fe que profesamos".

Además pidió para que los gobernadores "olviden recelos y disputas, y busquen la cooperación entre ellos para el bien de todos".

En la homilía, el canónigo dijo que "la podredumbre del mal deglute a sus sicarios. La nobleza del hombre honrado protege su dignidad y corrobora el sentido de sus empeños".

TE RECOMENDAMOS: Abogados: hijos de ‘El Chapo’ se deslindan de ataque a militares en Sinaloa

Dijo que la memoria se resiste a sepultar los dolores de la tragedia para encontrar alguna explicación; sin embargo pidió a las personas no perder la esperanza o resignarse a los modelos de odio.

"La memoria se resiste a sepultar sus dolores y hace bien. Hace bien cuando pronuncia el nombre de las víctimas, como una letanía de difícil secuencia, hace bien cuando analiza los acontecimientos, procurando encontrar las razones y sinrazones, hace bien cuando juzga los hechos, y a pesar de sus ambigüedades y confusiones, aspira a identificar el mal.

"Hace bien cuando se solidariza con el dolor, y busca cauces para que no se repitan las atrocidades ni se conforme con exculpar a los responsables, pero no hace bien cuando pierde la esperanza y se resigna a repetir los modelos que han permitido que el odio profundo de un pueblo herido busque venganza a toda costa, sacrificando incluso la verdad", dijo.


JASR