Mancera: “estoy dispuesto a no ser el candidato en 2018”

Si se trata de puntos en las encuestas, con los 16 o 17 que suman PRD, Movimiento Ciudadano y PT tenemos un arranque, aunque la "numerología" nos ha dado muchas sorpresas, destaca.
El mandatario se enorgullece de que otras entidades y países retomen los programas capitalinos.
El mandatario se enorgullece de que otras entidades y países retomen los programas capitalinos. (Juan Carlos Bautista)

México

Consciente de que 2017 será un año de definiciones rumbo a la contienda presidencial, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, se dijo dispuesto a dejar del lado su aspiración si no está entre las preferencias de la ciudadanía.

En un día ajetreado por su agenda, abrió un espacio en un trayecto libre del aeropuerto al C4 para hablar sobre la posibilidad de dejar el cargo, elegir a un interino o concretar una alianza entre PRD, Movimiento Ciudadano y PT, sin tomar en cuenta a Morena.

“Estoy dispuesto a que no sea el abanderado, estoy dispuesto a construir, a trabajar, a lo que la gente decida, por eso hoy que me preguntaban ‘qué va a hacer’, pues lo que la gente decida; si decide que debes estar ahí, que debes participar, ese es el primer paso”, dijo en entrevista con MILENIO.

Por lo pronto el mandatario  capitalino aseguró que continuará trabajando conforme perciba el pulso de la gente, sin prestarle atención a las encuestas, porque “nos ha dado muchas sorpresas la numerología últimamente”.

Sobre si vale la pena hacer este esfuerzo pese a los factores en contra, explicó: “Si ves los números en este momento, al PRD solo le dan cinco (puntos de preferencia)... se supone que con nosotros le dan nueve. Y si a esos nueve le agregas cinco que le dan a Movimiento Ciudadano, te lleva a 14, y si a esos 14 le das dos o tres del PT, pues ya tienes un arranque, si es de números”.

—Con sus giras por los estados es imposible no verlo como candidato. ¿Es posible desprenderse de este papel?

—Es como una doble tarea; una que responde al trabajo del día a día del gobierno, de la tarea del desarrollo y la preocupación que genera todo lo que acontece en la Ciudad de México.

“La otra es porque las preguntas que te hacen tienen que ver con el contexto nacional, entonces es innegable que hacen muchos planteamientos que tienen que ver, en algunos de los estados, con el campo, con el turismo o con temas muy específicos.

“Eso es porque, de alguna u otra forma, una contienda presidencial es un tema recurrente con la prensa, y les reiteramos que se trata de la construcción de un proyecto, y de ese proyecto tener una causa ciudadana, y esa causa ciudadana ya se verá quién la encabeza.

“Tener el proyecto primero, que es lo más difícil de todo, porque se disparan de un lado para otro; de repente puede haber desencuentros incluso dentro de los mismos integrantes de una fuerza política, entonces es importante poder trabajar con lo que la gente percibe.

“Hoy me preguntaban ‘será independiente o será el PRD’, y hay que estar repitiendo que se puede construir algo que no sea el encajonamiento participando con fuerzas políticas como debe ser, pero algo nuevo; yo sí creo que puede ser, cada vez lo veo como algo más cercano de poderse realizar”.

—¿No ve riesgo de sanción como con Rafael Moreno Valle, o que intervenga el INE?

—Yo nunca me asumo como candidato, ni estoy haciendo labor presidencial ni estoy haciendo nada que no sea público; las personas o las impugnaciones que presenta la gente ahí están, cómo se han resuelto, desconozco qué pudieran estar haciendo otros actores políticos, pero en lo que corresponde a la Ciudad de México así es como estamos y hoy el ejemplo es tener que firmar (convenio de El Médico en Tu Casa) con Quintana Roo.

“El gobernador (Carlos Joaquín González) toma el nombre del programa, le da su sello, toma los colores, le da su emblema, a nosotros nos llena de orgullo que se replique en una entidad como esta.

“Pronto estaremos en Panamá, pero no vamos a ir a hacer campaña política a Panamá, simplemente es parte de la relación internacional de la Ciudad de México y es un orgullo que puedan tomar una política pública o que muestre su efectividad; ahora que estuve en Haití el reconocimiento de las autoridades de esa región, entonces, es diferente, yo creo”.

—Para 2017 ya se tiene que tomar una definición...

—En el momento que este proyecto pueda consolidarse seguramente se irán tomando decisiones, deberá haber un plan de acción... a nosotros nos gustaría estar involucrados en lo que se acuerde, en lo que se diga, cómo se va a trabajar, sin precipitarse, sin tomar decisiones que pudieran, lejos de ayudar, perjudicar y además sin contravenir la ley.

“Porque además la ley electoral es muy estricta, y si se habla de candidaturas, si te asumes en un papel o haces un llamado a votar, obviamente incurres en un posible adelantamiento que puede contar y llegar a sanciones después”.

—En esta construcción del proyecto, ¿está dispuesto a no ser el abanderado?

“Yo estoy dispuesto a que no sea el abanderado, yo estoy dispuesto a construir, estoy dispuesto a trabajar, a lo que la gente decida... si decide que debes estar ahí, que debes participar, ese es el primer paso.

“Lo que me interesa es estar, sin duda, es una construcción muy interesante, la que se está planteando para México, una oportunidad importante para las tareas de la ciudadanía, para poder colocar una agenda ciudadana”.

—Independientemente de partidos, ¿ya ubicó quiénes son los aliados del proyecto?

—Lo más importante es la sociedad civil, una sociedad representada en grupos que no necesariamente tienen que estar afiliados a un partido, porque la convocatoria es amplia, pero sí con un objetivo, que es tener una plataforma con causas ciudadanas, una participación extensa, no limitativa, y sin esas formas cuadradas de si estás afiliado o si no estás excluido.

—¿Si deja la jefatura, ya sabe quién se va a quedar en su lugar?

—La verdad es que no es algo que en este momento estemos decidiendo, pero si llegara, eventualmente, a ser el caso, deberá ser una persona que quiera tomar primero esa responsabilidad.

“Yo recuerdo alguna vez que tomé una responsabilidad importante, y a quien le propusieron primero a bote pronto dijo ‘y yo por qué, y a mí por qué me ven’... y segundo, que tú adviertas que se tiene esa capacidad y esa vocación de servicio, porque esa vocación en la Ciudad de México implica lo que vemos: no tener horarios, ni programaciones ni un calendario fijo, todo puede cambiar de momento a momento”.

—¿José Ramón Amieva, Patricia Mercado...?

—Pues mira, hay mucha gente que está trabajando, hay varios de los servidores públicos de hoy, del Gobierno de la ciudad que están trabajando en áreas de responsabilidad, sobre todo que conocen varias de las áreas de desarrollo y eso puede ser un referente importante a valorar.

PECULADO Y CONDICIONAMIENTO ELECTORALES, “DELITOS GRAVES”: FEPADE

En la víspera de los comicios de 2017 y 2018, el titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, Santiago Nieto, aseguró que es momento de iniciar la discusión para que delitos como peculado electoral y condicionamiento de los beneficios de los programas sociales se consideren graves.

Consideró necesario y prioritario que quienes incurran en estos ilícitos sean detenidos de manera inmediata y evitar que salgan libres bajo caución, a fin de que exista una verdadera repercusión inhibitoria del delito. Indicó que en el nuevo sistema penal no aparecen como delitos en los que se pueda solicitar prisión preventiva de manera oficiosa, lo cual significa que las personas involucradas van a seguir su proceso en libertad.

“Aquí hay un tema muy importante, porque subir las penas no nos va a dar como resultado, de manera directa, disminuir la incidencia delictiva, pero sí mandan un mensaje muy claro respecto al reproche de la ciudadanía a la clase política por este tipo de conductas”, dijo durante su participación en el foro “Justicia electoral a la semana”, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

El titular de la Fepade enfatizó que los programas sociales son para satisfacer derechos de la ciudadanía y no para comprar el voto, ni condicionarlos para que un partido o candidato obtenga un triunfo, por lo que, junto con el Instituto Nacional Electoral (INE), están trabajando para combatir el llamado “turismo electoral, que está alcanzando dimensiones graves en los últimos años”.

Con información de: Carolina Rivera/México.