Piden diputados cumbre para protección a niños migrantes

Exhortó al gobierno federal a convocar la participación de México, Estados Unidos, Guatemala, Belice, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y El Salvador para emitir una declaración conjunta.
El Obispo de Torreón, José Guadalupe Galván, invitó a los laguneros a dar ayuda humanitaria a los migrantes.
Actualmente se atienden a 10 niños en la Procuraduría. (Milenio Digital-Archivo)

Ciudad de México

El pleno de la Cámara de Diputados exhortó al gobierno federal a convocar a una cumbre con la participación de México, Estados Unidos, Guatemala, Belice, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y El Salvador con el propósito de emitir una declaración conjunta para garantizar los derechos de las niñas y niños migrantes no acompañados.

El acuerdo votado y avalado con carácter de urgente resolución estableció asimismo un llamado a la Secretaría de Relaciones Exteriores para promover políticas comunes con las referidas naciones a fin de asegurar mejores condiciones de vida y revertir la violencia y la inseguridad por la expulsión de menores de sus lugares de origen.

Los legisladores recomendaron impulsar mecanismos e instrumentos para abordar el problema desde un punto de vista humanitario, a efecto de evitar el despliegue de personas u organizaciones armadas que atenten contra la vida de los infantes.

Al fundamentar el punto de acuerdo en la tribuna parlamentaria, la legisladora panista María Teresa Jiménez subrayó que el Colegio de la Frontera Norte documentó la detención en Estados Unidos de 46 mil 188 menores que ingresaron a ese país sin sus padres durante los últimos ocho meses.

De acuerdo con el Observatorio de Legislación y Política Migratoria de la referida institución, indicó la diputada federal, 11 mil 577 de los menores detenidos son mexicanos; 13 mil 282, hondureños; 11 mil 479, guatemaltecos, y nueve mil 850 más, de El Salvador.

Jiménez detalló que el total de menores centroamericanos detenidos en 2014 equivale al 45 por ciento de las deportaciones de menores hechas en los últimos cinco años, y tan sólo en 2009 se reportaron 3 mil 304 detenidos.

En 2010 se detuvo a 4 mil 444 menores; en 2011, a 3 mil 933; en 2012, 10 mil 146 deportaciones, y para 2013 hubo 20 mil 805 menores aprehendidos.

En su turno, la legisladora priista Leticia Calderón alertó sobre la creciente migración de menores no acompañados y urgió a imponer una visión humanitaria para garantizar la vida y seguridad de las niñas y niños en busca de mejores condiciones de vida y oportunidades.

La perredista Amalia García sostuvo a su vez que atender a los menores migrantes no acompañados es un asunto de “seguridad humana, no de seguridad nacional”, porque antes de ser migrantes son infantes que deben tener garantizado su interés superior.

Por Nueva Alianza, el diputado René Fujiwara subrayó que, en los primeros cinco meses de 2014, las autoridades estadounidenses deportaron a México cerca de 6 mil 330 niños, principalmente centroamericanos, y 10 mil 505 menores migrantes no acompañados fueron interceptados por el Instituto Nacional de Migración.

“Esta crisis tiene que ser tratada de manera humanitaria, anteponiendo el interés superior del niño. No podemos permitir que se vea a estos infantes como invasores y se les trate y persiga como si fueran criminales”, dijo.