Peña y Obama abordan tema de niños migrantes

Un día antes de la reunión con líderes centroamericanos, el presidente de EU conversó con su homólogo de México sobre la coordinación de esfuerzos para hacer frente a la problemática.
Obama y Peña Nieto
Obama y Peña Nieto (AP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abordó con su homólogo Enrique Peña Nieto formas para estrechar la colaboración en materia migratoria y agradeció a México sus esfuerzos para controlar el flujo de menores no acompañados hacia el norte.

Peña Nieto dijo que coincidió con su homólogo de EU en la importancia de tener una visión humanitaria, corresponsable y regional para atender el fenómeno migratorio.

Señaló que también acordaron sumar esfuerzos con Centroamérica "para construir un entorno propicio para el desarrollo y la prosperidad regional".

Los dos mandatarios además hablaron sobre el reciente anuncio de Peña Nieto de una estrategia integral para mejorar los controles y garantías en su frontera con Guatemala y Belice, anunció la Casa Blanca en un comunicado.

"El presidente (Obama) (...) dio la bienvenida a los esfuerzos de México para luchar contra los criminales que convencen a las familias para que envíen a sus niños en un viaje peligroso y alertar a los potenciales migrantes de los peligros del viaje y la probabilidad de que sean devueltos a Centroamérica", destacó la residencia oficial estadunidense.

Obama y Peña Nieto intercambiaron también puntos de vista sobre cómo Estados Unidos y México pueden trabajar con socios regionales y colaborar con líderes centroamericanos para hacer frente a los problemas subyacentes de la migración.

"Abordaron la posibilidad de programas regionales que utilizarían recursos para mejorar la seguridad pública e incrementar las oportunidades económicas en Centroamérica", afirmó la Casa Blanca.

En línea con lo señalado en otras ocasiones, Obama reiteró que los migrantes que lleguen a Estados Unidos "no cualificarán para la legalización" según el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

La medida aprobada en 2012 y extendida el pasado mes de junio por dos años exime de la deportación a jóvenes menores de 30 años, que entraron a Estados Unidos antes de los 16 y cumplen con ciertos requisitos como el de no tener antecedentes penales.