Ni un peso de los mexicanos al muro de Trump: Videgaray

Se mantendrá un diálogo abierto con la Casa Blanca en caso de que el empresario neoyorquino gane las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre, asegura.

Ciudad de México

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, fue categórico: "México, bajo ninguna circunstancia, va a pagar por el muro que propone el señor (Donald) Trump. No hay ningún escenario en el cual México pagaría por ese muro que está proponiendo el aspirante a la presidencia de Estados Unidos".

En entrevista con Carlos Marín para El asalto a la razón, el funcionario dijo que en primer lugar el dinero público es para cubrir las necesidades de la población mexicana.

"Y en segundo lugar, construir un muro entre México y Estados Unidos es una pésima idea que se basa en la ignorancia, que no tiene sustento en la realidad de la integración de América del Norte. Hace más de cinco años que la migración entre México y Estados Unidos es negativa; es decir, hay más estadunidenses que vienen a México que mexicanos yendo a Estados Unidos", argumentó.

Sobre si esa posición del gobierno mexicano se mantendrá en caso de que el millonario neoyorquino Donald Trump gane la presidencia de EU este año, Videgaray respondió que se mantendrá una posición de diálogo abierto con la Casa Blanca, como se ha hecho con la administración de Barack Obama y mandatarios anteriores.

"Quien sea presidente por decisión del pueblo estadunidense va a encontrar en el gobierno de México siempre una actitud constructiva de diálogo, pero también un interlocutor que verá por los intereses de los mexicanos", aseguró.

"Lo que sí sería un despropósito es considerar utilizar dinero público de todos los mexicanos en algo que por supuesto no tendría ningún beneficio para México, y estamos convencidos de que tampoco para Estados Unidos de América", señaló.

Sustituto de importaciones

El secretario de Hacienda descartó que disminuya el consumo por el encarecimiento de las importaciones derivado de la depreciación del peso, ya que existen sectores que aumentaron la demanda de productos hechos en el país.

"Me reuní con representantes de las cámaras de la industria textil y del vestido y me contaron sobre la creciente demanda de las tiendas de autoservicio por sus productos, porque están sustituyendo importaciones por una mayor demanda de productos mexicanos", detalló el funcionario.

Dijo que ese efecto se observa, asimismo, en la industria del calzado, "que tuvo un buen 2015" y registra un buen inicio de año, así como el turismo.

"Esa situación representa oportunidades importantes. Pero nos tenemos que asegurar (...) que la depreciación del peso frente al dólar, que tiene un origen claramente en los fenómenos de carácter global, no contamine el costo de la vida para las familias mexicanas", indicó.

El funcionario negó que los precios al consumidor hayan aumentado de forma significativa por el encarecimiento del dólar, debido a que en 2015 y a principio de año se registró la inflación más baja en la historia del país.

"Sin embargo, esto puede ocurrir —aumento de precios— y hay que tomar precauciones; por tanto, llevamos a cabo un anuncio de decisiones coordinadas, el 17 de febrero, entre el Banco de México y la Secretaría de Hacienda, precisamente para evitar que una mayor depreciación del peso se convierta en una afectación al costo de la vida y de la canasta básica", subrayó durante la entrevista con Carlos Marín.

Deuda estable

Aunque el total de la deuda pública superó 43 por ciento del producto interno bruto y su costo financiero es mayor a 400 mil millones de pesos, lo que sobrepasa el presupuesto de la Secretaría de Educación Pública, según datos de Hacienda, Videgaray Caso aseguró que el endeudamiento de la nación se mantiene en niveles manejables y son inferiores a otras economías similares a escala mundial.

"México sigue siendo un país de bajo endeudamiento, y la deuda no representa un riesgo para el desempeño de la economía nacional", aseguró.

Recordó que la agencia Fitch ratificó recientemente la calificación de México BBB+ —indicador utilizado para medir la capacidad de pago del país—, una nota superior a distintas economías de América Latina, como Brasil.

Respecto al recorte presupuestal que se anunció para este año y su efecto en la economía, Videgaray indicó que pese a que disminuirá el ritmo de inversión pública en algunos proyectos, se espera que las asociaciones del gobierno con la iniciativa privada puedan compensar ese efecto y no se precipite un impacto en el crecimiento económico.

Videgaray versus Carstens

Videgaray, quien es egresado del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), dijo que existe plena coordinación con el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, pese a la rivalidad con su alma máter, la Universidad de Chicago, así como el viejo antagonismo entre banqueros centrales y ministros de finanzas.

"Esas diferencias ya están en el pasado. Históricamente el MIT o Harvard hacían más énfasis en la necesidad de ciertas intervenciones del Estado, mientras que la escuela de Chicago dejaba al mercado sin intervención", dijo a detalle el titular de Hacienda.

"Es deseable para un país que haya una comunicación y estrecha coordinación entre las políticas monetaria y fiscal. Y creo que lo que hemos visto en estas dos semanas es que la eficacia de anuncios es mayor cuando ocurre en conjunto", concluyó.