México ‘arma’ presión a Maduro desde OEA

El embajador Luis Alfonso de Alba destaca que nuestro país coordina e identifica un curso de acción para obligar a Venezuela a volver al diálogo.

México y Caracas

Luis Alfonso de Alba, embajador mexicano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), dio a conocer que México, junto con otros países de la región, analizan una serie de medidas para ejercer presión política y económica sobre el gobierno de Nicolás Maduro.

En entrevista con MILENIO aseguró que nuestro país coordina e identifica un curso de acción hacia una posición general que obligue al gobierno venezolano a cumplir sus obligaciones internacionales.

“Vamos a considerar medidas que puedan ejercer presión política-económica sobre el gobierno (…) para insistir en la necesidad de regresar a la mesa de negociación como la única salida... no es simplemente un pronunciamiento retórico, sino que estamos trabajando de manera muy concreta manteniendo contacto con todas las partes.

“Ello debe incluir la identificación de un espacio, porque la instalación de la asamblea puede complicar todavía más cualquiera de las otras alternativas de negociación”, señaló ante el recrudecimiento de la crisis en Venezuela tras la elección de la Asamblea Constituyente y la reaprehensión de opositores el régimen.

De Alba aseveró que México lleva a cabo un estudio puntual para establecer con claridad el tipo de medidas que pueden ser útiles y distinguirlas de las que puedan tener efectos contraproducentes, a fin de no afectar a la población en general.

Destacó que la falta de consenso en la Reunión de Consulta de Cancilleres de la OEA para alcanzar una declaración no ha detenido el diálogo entre los países de la región, con los cuales mantienen contacto con el propósito de identificar los siguientes pasos a dar.

Resaltó que entre estas naciones están los que integran el llamado Grupo de los 14, como Estados Unidos y Canadá, los cuales apoyaban la resolución, así como algunos países caribeños que pidieron una postura más laxa y algunos más “que mantienen una relación más cercana con Venezuela”.

El diplomático anticipó que en cualquier momento se puede reconvocar la reunión que inició en Washington y que continuó en Cancún; aunque, aseguró, en esta ocasión se busca no solo contar con los votos necesarios para lograr un acuerdo, sino también una propuesta compartida.

Añadió que permanece la posibilidad de aplicar la carta democrática de la OEA al país sudamericano y que se pueden tomar medidas adicionales a través de otros espacios internacionales, como el Mercado Común del Sur (Mercosur).

Sin embargo, consideró que aún se encuentran muy lejos de romper la relación entre México y Venezuela, ya que lo que ha hecho nuestro país es tender la mano para alcanzar un diálogo que permita puntos de encuentro entre el gobierno del presidente Maduro y la oposición.

“La fragmentación de la sociedad es de tal orden que ninguna de las dos partes podrá prevalecer sobre la otra, y eso hace necesario un nuevo acuerdo que establezca los pasos a seguir para reconstruir, en primer lugar, un orden democrático autentico y, en segundo, atender las urgentes necesidades económicas y humanitarias”, concluyó.

SOLIDARIOS CON EL CONGRESO

Los embajadores de México, Reino Unido, Francia y España en Venezuela, Eréndira Paz Campos, John Saville, Romain Nadal y Jesús Silva, respectivamente, se reunieron en Caracas con la directiva de la Asamblea Nacional para manifestar su respaldo.

Los diplomáticos también participaron en la sesión especial de la Asamblea Nacional, en la que repudiaron las elecciones del domingo pasado y refrendaron el rechazo a la Asamblea Constituyente.

“Venezuela tiene que tener en este momento la convicción clara de que se encuentra acompañado de todas las democracias del mundo (...) que están no solamente apoyando, sino presionando democráticamente para que en Venezuela, quien gobierne, sea la fuerza de la ley”, declaró Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional (AN), antes de la llegada de los diplomáticos.

En tanto, la dirección del Parlamento escribió en su cuenta de Twitter: “Comienza la reunión privada de la Directiva de la AN con el cuerpo diplomático en el Palacio Federal Legislativo”.

Este mensaje fue acompañado de una fotografía de los embajadores, quienes estuvieron sentados con las autoridades de la Cámara.

“Nosotros vamos a seguir trabajando acá, nosotros estamos aquí por el mandato de 14 millones de venezolanos, nosotros vamos a seguir haciendo nuestro trabajo como corresponde y creo que eso tiene que ser respetado por todo el mundo”, dijo Borges sobre la posible toma de posesión de la Constituyente en la Cámara.

Explicó que no han recibido ninguna comunicación del gobierno sobre la posible instalación de la Asamblea Constituyente en el edificio del Congreso, que vive una guerra abierta con el Ejecutivo desde que la oposición ganara por mayoría absoluta las elecciones legislativas de 2015.

CLAVES

AÚN SIN RECURSOS

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, indicó que, hasta el momento, no hay información de que Nicolás Maduro tenga recursos en el país.

Explicó que México está en diálogo permanente con el sistema financiero de EU, muy integrados, a fin de evitar riesgos para el sistema financiero.

“Estamos obligados a la cooperación con EU y otros países... lo hacemos en interés de preservar nuestro propio sistema financiero”, dijo.

ELECCIÓN VENEZOLANA, COMO LAS DEL PRI: FOX

El ex presidente Vicente Fox aseguró que la postura del gobierno mexicano de desconocer los resultados de la elección de la Asamblea Constituyente de Venezuela defiende los derechos humanos y evita que esa situación se repita en México o en los países latinoamericanos.

En el programa Fox Populi de MILENIO Televisión, dijo que esos comicios demostraron lo que la gente libre no puede hacer cuando existe un dictador, como lo hacía el PRI en el pasado: “Ellos (los priistas) ponían casillas y urnas, contaban votos y daban resultados; así nos engañaron durante 70 años y, en una sola noche, el dictador se sale con la suya”.

Sostuvo que no hay país que se precie de tener calidad de vida con un régimen socialista, comunista y mucho menos populista, porque “eso está derrotado, es un dogma que quedó en el siglo XX, no es el ejemplo a seguir”. Pidió “ver con claridad los genes de Andrés Manuel López Obrador, sus similitudes con (Nicolás) Maduro, (Hugo) Chávez, (Daniel) Ortega y con todos los que han destrozado naciones al por mayor. No es el camino de México”.

Con información de Redacción/México.