• Regístrate
Estás leyendo: México es “paraíso” de bases de datos clandestinas: INAI
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 07:49 Hoy

México es “paraíso” de bases de datos clandestinas: INAI

“Es un problema del mundo, no sólo del país; antes no había herramientas legales para combatirlas, pero ahora ya hay”, señala Francisco Acuña, comisionado presidente del INAI.

Publicidad
Publicidad

El comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Francisco Acuña, hizo un llamado a las instituciones mexicanas para encabezar una “cruzada nacional” por la protección de los datos personales y la privacidad de los ciudadanos y unir fuerzas para erradicar y combatir las situaciones que hacen a México “un paraíso de bases de datos clandestinas”.

Acuña dijo en la inauguración del Foro Datos Personales Sensibles, una Responsabilidad Compartida, que organizó el INAI para conmemorar el Día Internacional de la Protección de Datos Personales, que se celebra el 28 de enero.

“Hoy, aquí juntos proclamamos una actitud republicana, de conciencia cívica y política, para unir nuestras manos, nuestras fuerzas institucionales, toda la representación del Estado en su conjunto, para erradicar y combatir poco a poco ese flagelo que hace que nuestro país sea visto todavía como un paraíso de bases de datos clandestinas. Hoy, ese es el compromiso, aproximarnos al tema de los datos sensibles que son, sí, lo más delicado de los datos que tenemos que proteger”, dijo.

En el acto, Luis María Aguilar, ministro presidente de la Corte, hizo un llamado para que las autoridades protejan los datos personales de los mexicanos.

A cuatro meses de los terremotos, el ministro aseguró que en situaciones como las que se enfrentaron “es imperativo salvaguardar la dignidad de la personas afectadas. Cada acción que se emprenda en materia de respuesta, rescate y recuperación, debe llevarse a cabo teniendo como eje medular la promoción, el respeto, la protección y la garantía de los derechos de todas las personas, sin excepción y discriminación”.

En entrevista posterior, Acuña explicó que en el mundo de hoy, “en un instante se transfieren por la vía del internet bases de datos legales o clandestinas y son clandestinas cuando se recopilaron con información de personas que no están enteradas, cuyos datos están ahí o que no autorizaron expresamente que así sea”.

Aseguró que “es un problema del mundo, no nada más de México” y agregó que “en el país no había herramientas legales para combatirlas, pero ahora ya hay”.

El senador David Monreal, vicecoordinador de la Mesa Directiva del Senado, quien también participó en el foro, alertó que se requiere ampliar la protección de datos.

“Pese a que los datos sensibles deben ser objeto de un máximo resguardo es preciso mencionar que aún hay otras bases que no han logrado protegerse con eficacia, lo que genera incertidumbre sobre el efectivo cumplimiento o lo establecido en la Constitución y las leyes”, dijo.

Reprochó el caso del mercado negro de credenciales de elector que presuntamente se comercializan entre aspirantes a candidatos independientes.

PENDIENTE DE INDAGATORIA

Acuña informó que el INAI está pendiente de la investigación que realiza la Fepade sobre el presunto mercado negro de credenciales de elector y del posible mal uso de datos personales.

Explicó que por ahora el INAI no tiene competencia en el tema, pero que si la Fepade le notifica sobre alguna violación en la que hayan incurrido sujetos obligados, como pueden ser los partidos políticos, entonces el instituto procedería.

Además, dijo que hasta ahora, en este proceso electoral, no ha habido quejas presentadas ante el INAI sobre mal uso de datos personales de partidos políticos, pero advirtió que “seguramente vendrán”.

“La competencia la tiene hasta ahora la Fepade, porque se trata de un incidente que tiene una connotación, en inmediato, de posible delito electoral. La Fepade solo nos ha comentado de manera informal que profundizará la investigación y que llegado el momento, de ser preciso y haber evidencias de que esto sea tal cual, nos podrá dar vista para intervenir”, explicó.

“Cuando nos den vista, tendremos que iniciar un procedimiento de investigación y si esto prospera, de verificación y de sanción, según se trate”, agregó Acuña.

“El INE es la máxima autoridad electoral organizadora y es el que tiene confiado el padrón electoral, es el que emite las credenciales electorales y hasta donde me entero, el INE fue el primero que hizo el reconocimiento de esta lamentable circunstancia y es quien dio cuenta”, aseguró.

Sin embargo, “llegado el momento tendremos que ver qué parte del asunto puede ver el INAI, que no puede ser todo, sino solo lo que tiene que ver con el posible maltrato de datos personales con alguna finalidad que la Ley General de Datos Personales prohíba”.

Dijo que estas son “alertas de la época” y advirtió que el mal uso de bases de datos actualmente “es fácil, porque la digitalización es un asunto en el cual hay mucho hacker, mucho experto en el manejo de datos”.

“Se puede hacer mixturas de bases de datos con esquemas de copy-paste y la transferencia puede ser intermitente, no hay garantía de control mientras el internet no sea regulado”, dijo.

HISTORIAL BANCARIO, POR 174 PESOS

El 28 de enero se celebra el Día Internacional de Protección de Datos Personales y tiene como objetivo generar conciencia entre organismos internacionales, autoridades, empresas y ciudadanos acerca de proteger la privacidad de las personas y difundir sus derechos y responsabilidades inherentes, en el contexto de la legislación existente.

Aunque en México está prohibida la comercialización de bases de datos, la información bancaria de tarjetahabientes para hacer llamadas telefónicas y hacer fraudes bancarios puede costar hasta 174 pesos, mientras que las bandas magnéticas de las tarjetas de crédito se venden entre 243 y 990 pesos, según el Estudio sobre el Valor Económico de los Datos Personales, elaborado para la Asociación Mexicana de Internet y la Secretaría de Economía en 2016, para alertar sobre la vulnerabilidad en la que se encuentran los datos personales de los mexicanos.

Ese documento también reportó que los números de seguridad social y de tarjetas bancarias (dígitos de la tarjeta, fecha de vencimiento y código de seguridad) pueden venderse entre 26 y 56 pesos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.