México llegó al “límite” con las ofensas de EU

El canciller Luis Videgaray califica de inaceptables los condicionamientos y anticipa que estadunidenses pagarán gravamen a productos mexicanos.
Los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo, y de Relaciones Exteriores durante su conferencia en la embajada de México en Washington.
Los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo, y de Relaciones Exteriores durante su conferencia en la embajada de México en Washington. (Joshua Roberts/Reuters)

México

El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, calificó de inaceptable que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya condicionado el encuentro con su homólogo Enrique Peña Nieto y aseguró que México ya está en el límite.

En conferencia en la embajada de México en Washington, advirtió que “no es una estrategia de negociación. Éste es un límite que no vamos a cruzar, porque se trata, insisto, de la dignidad del pueblo mexicano”.

El canciller explicó que fueron “absolutamente claros en que queremos construir acuerdos, vamos a ser propositivos, creativos, muy constructivos, de eso no tengan la menor duda, pero hay temas que no son parte de una estrategia de negociación y son totalmente inaceptables”.

Recordó que ayer por la mañana se condicionó con uno de esos temas el encuentro de trabajo entre los presidentes, “y lo manifestamos con absoluto respeto, con gran cordialidad, pero mucha claridad, que es un asunto que por ningún motivo puede ser aceptado”.

Después del encuentro que sostuvo, junto con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, con miembros del gabinete del presidente estadunidense, Videgaray habló del mensaje de Trump vía Twitter, en el que señaló que “si México sigue reacio a pagar el muro, entonces sería mejor que se cancele la reunión” programada para el próximo martes.

“Naturalmente nos parece desconcertante, decepcionante, que la oportunidad que se tenía de tener un diálogo inmediato apenas unos cuantos días después de la toma de posesión del presidente Trump, y que estaba ya acordado, no ocurriera por las circunstancias que conocimos todos esta mañana y así lo expresamos a la Casa Blanca”, indicó.

Respecto a la posibilidad de que Estados Unidos imponga un impuesto de 20 por ciento a las importaciones mexicanas, Videgaray anticipó que lo terminarán pagando los consumidores estadunidenses.

“No le pongamos demasiada energía a algo que es especulación. Yo les puedo decir que un impuesto a las importaciones de Estados Unidos hará que los aguacates, los aparatos electrónicos y las televisiones de plasma se vuelvan más caros.

“Y eso lo va a pagar el consumidor estadunidense; yo no estoy seguro de que ese sea el objetivo que él (Trump) busque, pero no le dediquemos tanto tiempo a algo que es una especulación”, dijo.

Videgaray narró cómo se enteraron de las declaraciones del republicano, cuando las delegaciones afinaban los detalles para el encuentro entre los mandatarios de ambos países.

“Tuvimos una muy buena plática en la Casa Blanca con el jefe de Personal sobre los protocolos, el calendario, los procedimientos para la visita, y durante esa reunión nos enteramos de lo que había dicho el presidente Trump. Cuando pasó pedí más información y de inmediato llamé al presidente Peña Nieto a la Ciudad de México, él estaba informado, ya había visto ese tuit, pues las redes sociales propagan la información muy rápido.

“Recibí sus instrucciones de que la condición para la reunión era que México pagara por el muro fronterizo, lo que era absolutamente imposible para nosotros hacerlo, y como he dicho antes, esto no es negociable, esto va mucho más allá de cualquier asunto comercial o de inversión u otras cosas que ciertamente estábamos dispuestos a negociar y a tratar”, explicó.

No obstante, señaló que está “muy confiado en que podremos hacer muchas cosas con el presidente Trump, podemos hacer cosas buenas para México y para Estados Unidos, pero se trata de una estrategia de negociación, de algo que tiene que ver con la historia y el orgullo de México”.

El canciller consideró que “no le pides a tu vecino que pague el muro de tu casa”, y reconoció la soberanía de Estados Unidos para tomar la decisión de construir un muro, pero no obligar a ningún otro país a pagarlo. No descartó próximas reuniones con el equipo presidencial estadunidense, pues mantendrán un diálogo abierto.

Con información de: Daniel Venegas y Jannet López.

TASA ARANCELARIA NO PROSPERARÁ: RUBIN

Larry Rubin, representante del Partido Republicano en México, consideró que no prosperará el anuncio del cobro de una tasa arancelaria de 20 por ciento a los productos mexicanos que sean importados por Estados Unidos, pues a quien afectará será a los estadunidenses.

“Cualquier arancel pone un costo adicional a los costos y servicios, este 20 por ciento del que se habló no creo que vaya a prosperar por el simple hecho de que el que lo va a terminar pagando es el consumir americano; creo que los que más se merecen que las relaciones se fortalezcan y crezcan son los ciudadanos de ambos países”, expresó.

En entrevista con MILENIO en la entrega de condecoraciones a pilotos mexicanos del sindicato ASPA, Rubin consideró indispensable que los presidentes de Estados Unidos y de México reconsideren reunirse cuando “la situación se tranquilice un poco más”, pues es necesario hablar de temas que son fundamentales para la relación binacional, lo que incluye el muro, su construcción, su costo y quién va a pagarlo.

Con información de: Jannet López/México.