Pide CNDH a Malasia detener ejecución de mexicanos

El organismo envió cartas al gobernador, al primer ministro y al sultán del gobierno de Johor para pedirles se conmute la pena de muerte de los hermanos González Villarreal por una de prisión.
Dos mexicanos son escoltados por policías malasios a una de las audiencias en las que fueron hallados culpables.
Los hermanos González Villarreal están acusados de narcotráfico, delito del que fueron hallados culpables. (Shamsahrin Shamsudin/EFE)

Ciudad de México

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió mediante un oficio al gobierno de Malasia detener la ejecución de los tres ciudadanos mexicanos condenados a muerte por un tribunal federal de ese país.

El ombusdman nacional, Luis Raúl González Pérez, también dirigió sendas misivas al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Rayad Al Hussein, y a su homólogo en Malasia, Tan Sri Hasmy Agam, para pedirles apoyo y solidaridad en el caso.

En un comunicado, el organismo defensor precisó que las cartas fueron dirigidas a Abdul Halim, gobernante Supremo de Malasia; Najib Tun Razak, primer ministro, e Ibrahim Ismail, sultán del gobierno de Johor.

González Pérez plantea en los documentos que la vida representa el bien supremo del ser humano y como tal constituye el bien jurídico más valioso.

"La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, respetuosa de la Soberanía de las Naciones, no se opone a la imposición de penas, sino se pronuncia porque dichas acciones se realicen dentro del Sistema Internacional de Derechos Humanos, al cual nuestro sistema jurídico se acoge", se aclara en el comunicado.

En ese sentido, pide que a los hermanos Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villarreal se les conmute la pena de muerte por una de prisión.