El Estado mexicano, el responsable: ONU

Cuando un funcionario público interviene, no hay otra forma de llamarlo: Derechos Humanos.
Javier Hernández Valencia estuvo en la Normal Rural de Ayotzinapa y se reunió con padres de familia.
Javier Hernández Valencia estuvo en la Normal Rural de Ayotzinapa y se reunió con padres de familia. (Especial)

Chilpancingo

El representante de la Oficina para Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Javier Hernández Valencia, sostuvo que, sin duda, el principal responsable del asesinato de seis personas y la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa fue el Estado mexicano.

Hernández Valencia estuvo en las instalaciones de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, donde se reunió con padres de los 43 desaparecidos y de los jóvenes asesinados la noche del 26 de septiembre, en una operación conjunta entre policías preventivos municipales y supuestos miembros del crimen organizado.

Escuchó los testimonios de los padres, visitó las habitaciones vacías de los desaparecidos y constató que desde hace dos meses los padres no se mueven de dicho lugar.

“Lo que nos queda claro es que estos jóvenes no fueron desaparecidos por un hecho de la naturaleza, sino por una acción de la que son responsables funcionarios estatales, que eran servidores públicos y, en ese sentido, se da la desaparición forzada”.

“No hay otra forma de explicarlo; cuando las autoridades cometen ese tipo de arbitrariedades, que son crímenes, se está frente a una desaparición forzada. No tiene otro nombre”, apuntó.

Lo acompañaron el representante adjunto de la oficina de Derechos Humanos de la ONU, Jesús Peña, y el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña (CDHM), Abel Barrera Hernández.

Comentó que desde 2011, el grupo de trabajo de Naciones Unidas sobre desaparición forzada realizó una visita a México, lo que dio pie también a la entrada de una comisión especializada en el área de ejecuciones extrajudiciales.

En marzo del presente año, el gobierno de México aceptó 166 de las 176 recomendaciones que le dirigió la ONU, incluidas algunas relacionadas con desapariciones forzadas.

Entre las recomendaciones emitidas por la ONU está la integración de una relación única de personas desaparecidas.

Hernández Valencia indicó que hay un planteamiento encaminado a ratificar el artículo 31 de la Convención de Naciones Unidas sobre la desaparición forzada para darle viabilidad a la posibilidad de que el Comité sobre Desapariciones Forzadas reciba casos directos.

Destacó que en el tema de la desaparición forzada hay muchos casos denunciados antes de los 43 registrados el 26 de septiembre, pero lo lamentable es que después de dicha fecha ha habido más.

“Es lamentable, pero este dolor que se concentra en Ayotzinapa está extendido en muchos otros lugares del país”, apuntó.

Lamentó que hasta el momento el Estado mexicano no haya aceptado la competencia del Comité de Naciones Unidas para desaparición forzada, pero agregó que el 9 de febrero de 2015 el Estado mexicano deberá asistir a revisión por el Comité de referencia, lo que representa una oportunidad más para insistir en el tema.

:CLAVES

QUEMAN BUSTOS

Un grupo de maestros disidentes quemó los bustos tallados en bronce de los ex gobernadores Rubén Figueroa Figueroa, Rubén Figueroa Alcocer, José Francisco Ruiz Massieu y Angel Aguirre Rivero, en la puerta principal del edificio que alberga al Poder Ejecutivo local.

Alrededor de las 14:00 horas, los profesores que llegaron desde el mediodía al palacio de gobierno se introdujeron en las oficinas para sustraer material de oficina y los bustos de cuatro ex mandatarios estatales.

Colocaron las figuras en el piso de la escalinata de entrada, en medio de papel y material flamable, los bañaron en gasolina y tras corear consignas a favor de los 43 desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa les prendieron fuego.