Zambrano pide al gobierno y a empresarios atender mensaje del Papa

El presidente de la Cámara de Diputados convocó a mostrar con hechos su disposición a lograr el bienestar de la gente y enfrentar los problemas de exclusión.
Jesús Zambrano, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.
Jesús Zambrano, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. (Tomada de Twitter / @Jesus_ZambranoG)

Ciudad de México

El presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, convocó al gobierno y a los empresarios a atender el mensaje del Papa Francisco y mostrar con hechos su disposición a lograr el bienestar de la gente y enfrentar los problemas de exclusión y falta de oportunidades para una población que no soporta más la indiferencia de sus autoridades.

"Ojalá que los aplausos que vimos y escuchamos de dirigentes políticos, del propio Presidente de la República y de los principales líderes empresariales del país el sábado en Palacio Nacional se traduzcan en hechos, porque para evitar la exclusión se requieren programas sociales que lleven evitar que el ingreso se siga concentrando en unos cuantos y siga creciendo la falta de capacidad adquisitiva del salario de la gran mayoría de la sociedad", puntualizó.

El legislador perredista refrendó asimismo su llamado al Ejecutivo federal y a los gobiernos de los estados a cumplir con las responsabilidades que los mexicanos les encomendaron en el momento y no esperar a que el líder de la Iglesia Católica evidencie sus omisiones ante los ojos del mundo.

"¿Por qué esperar a que el Papa venga a decir a gobernantes, a políticos y empresarios los que se necesita hacer? ¿Por qué esperar a que el Papa venga a evidenciar lo que no han querido reconocer, los grandes problemas del país, como la inequidad, el beneficio de unos cuantos sobre la mayoría, corrupción, narcotráfico, exclusión, violencia, tráfico de personas, secuestro, muerte, y sufrimiento de las víctimas y sus familias?", cuestionó Zambrano.

Sostuvo, en ese sentido, que aun cuando por años se les ha exigido generar las condiciones necesarias para fortalecernos como nación, simplemente no ha habido respuesta de los gobiernos, en tanto responsables de la aplicación de planes y programas públicos.

"El propio presidente (Enrique) Peña Nieto dijo que hoy tenemos una sociedad en la que hay más riqueza, pero que está concentrada en unas cuantas manos. Pues entonces que los grandes empresarios estén dispuestos a aportar más para el desarrollo del país, para que se empiece a incrementar el salario y recuperar su poder adquisitivo”, dijo.

El diputado presidente aseguró que el Poder Legislativo cumple su parte y trabaja en el mejoramiento y creación de normas, pero de poco o nada sirve si no se ven reflejadas en políticas incluyentes.

"Aprobamos, por ejemplo, la desindexación del salario mínimo para que se pudiera proponer una mejora en las percepciones de las y los trabajadores: ¿Y qué hizo el gobierno con el apoyo de los empresarios? Se adelantaron y definieron un aumento menor a tres pesos, condenando aún más a la pobreza a millones de mexicanos”, remarcó.


Advirtió que tampoco se han propiciado estrategias gubernamentales para generar fuentes de empleo digno y bien remunerado, ni se ha invertido lo idóneo en educación a fin de evitar que las y los jóvenes abandonen sus estudios para engrosar las filas del crimen organizado.

"Seguimos con la tarea pendiente de combatir la corrupción, fortalecer el sistema de justicia, trabajar el tema de los penales, atender las demandas para evitar la infiltración del narcotráfico en los espacios de decisión, entre otros", añadió.

Zambrano subrayó asimismo la necesidad de que el sistema de justicia se ponga a prueba, que la Procuraduría General de la República esclarezca los presuntos nexos de políticos con el crimen organizado, que de información sobre los decomisos realizados y del aparato financiero que sostiene al narco para desarticularlo y debilitar a quienes están matando a nuestros jóvenes y niños.

Coincidió con el Jefe del Estado Vaticano, en el sentido de que “un pueblo con juventud es capaz de renovarse y transformase”, pero precisó que es facultad de los gobiernos federal y locales, generar las propuestas que ofrezcan mejores opciones de empleo e ingresos a nuestros connacionales para evitar que los deslumbren los recursos que les propone el crimen organizado.

“Hay que dejar claro que nada debe ser más importante que la educación, sobre todo de ese importante segmento de nuestra población, pues como lo ha dicho el investigador Ruy Pérez Tamayo: ¿qué queremos: 14 millones de muchachos educados, inteligentes, bien comidos o 14 millones de forajidos? Depende de los gobiernos federal y estatales evitar que más muchachos se vayan a engrosar las filas del crimen organizado”, concluyó.‎