2.3 millones de menores son adictos a droga y alcohol

El gobierno federal está dispuesto a ampliar la portabilidad de mariguana permitida para consumo recreativo, señala Manuel Mondragón y Kalb.

México

En México, más de 2 millones 387 mil menores de edad requieren algún tipo de rehabilitación por consumo de drogas, esencialmente mariguana, así como por abuso de alcohol, aseguró Manuel Mondragrón, titular del Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic).

"Requieren tratamiento por consumo de drogas en secundaria y bachillerato 713 mil 963 alumnos, y por alcohol, 1 millón 674 mil. La pregunta es ¿dónde vamos a dar el tratamiento y quién lo va a dar?, ¿con qué capacidad de infraestructura contamos?, señaló Mondragón, durante la presentación de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes (Encode) 2014.

El sondeo, elaborado por el Conadic, el Instituto Nacional de Psiquiatría (INP) y la Secretaría de Educación Pública (SEP), establece que 79 mil 878 hombres y 51 mil 380 mujeres de secundaria y de bachillerato requieren una intervención inmediata por el grado de adicción.

En tanto, agrega el estudio, 311 mil varones y 260 mil 842 mujeres requieren intervenciones de apoyo breve que pueden ser desde asesorías hasta internamientos de corto plazo. Se está analizando el tipo de intervención que pudiera requerir la población que cursa primaria, dado que en este sector el consumo de drogas legales e ilegales va a la alza y son esenciales programas muy particulares que involucren a la familia y de cohesión social.

En conferencia de prensa, el funcionario federal dimensionó la gravedad del problema: un millón 798 mil 400 menores de edad, de primaria a bachillerato, han probado drogas ilegales; de estos, 152 mil 181 son estudiantes de quinto y sexto grado, cuya primera sustancia de consumo ha sido la mariguana, seguido de inhalables y cocaína.

De ese millón 798 mil 400 estudiantes, más de 108 mil 316 alumnos han consumido mariguana de una a cinco veces y en el caso de los niños de quinto y sexto grado, la cifra es superior a los 106 mil.

En cuanto al alcohol, un millón y medio de estudiantes de secundaria y bachillerato han abusado de éste, tomando más de cinco copas y ya con episodios de embriaguez, y solo en primaria "se han emborrachado 110 mil 600 niños" en un lapso de año, lo que resulta "gravísimo" para las autoridades sanitarias.

En la encuesta, levantada en las 32 entidades del país tanto en escuelas públicas y privadas, también se destacó que 345 mil menores de edad ya han consumido cocaína y que la edad de inicio para el consumo de drogas ilegales disminuyó: ahora es a los 10 años de edad, cuando se pensaba que empezaban a los 12.

Durante la presentación de la Encode 2014, que se levantó tras 23 años de contar solo con estadísticas aisladas, se estableció que el consumo de drogas entre estudiantes de primaria, secundaria y bachillerato se duplicó en ese periodo de tiempo, al pasar de 8.2 por ciento a 17.2 por ciento.

"Por cada 10 usuarios, siete son experimentales, es decir, probaron sustancia entre una y cinco veces. El consumo sigue siendo más frecuente en los hombres, aunque la distancia se ha reducido, al registrarse que por cada seis mujeres hay siete varones", de acuerdo con María Elena Medina Mora, directora del INP.

Mientras tanto, Jorge Villatoro, coordinador de la Unidad de Encuestas del INP, precisó que el consumo de drogas se da más en Chihuahua, Jalisco, Estado de México, Distrito Federal, San Luis Potosí. Michoacán, Campeche y, Quintana Roo; en especial, hay mayor consumo de cocaína, crack y mariguana, "y nueve de cada 10 niños ya está experimentando.

"Por ciudades, el consumo más alto es en Ecatepec, Estado de México; Cuautla, Morelos; Guadalajara, Jalisco; Cancún y Playa del Carmen, Quintana Roo; Acapulco, Guerrero, y Apatzingán, Michoacán".

La mariguana pasó de 1.5% a 10.6% de consumo paulatino.

En términos generales, dijo, México ocupa el tercer lugar de consumo de mota en América Latina, con 7.6%, atrás de Chile (28.3%) y Argentina (10.3%); en inhalables, la prevalencia es de 3.6% al igual que Estados Unidos y por debajo de Brasil (5.2%), Chile (4.8%) y Guayana (4.2%), y en cocaína el país el séptimo lugar, con 1.7% de consumo.

Manuel Mondragón aseguró que la encuesta resulta esencial para redefinir políticas públicas y evidenciar que el fracaso sobre la protección de los menores es de toda la sociedad y no solo del gobierno, debido a que mucha de la educación proviene de la familia.

Entre las medidas inmediatas que se aplicarán están clausurar todos aquellos giros que vendan alcohol a menores de edad, firmar convenios con todos los estados para endurecer el alcoholímetro, implementar programas integrales de intervención en la SEP y de control de venta de drogas legales e ilegales.

De igual manera, Mondragón comentó que el gobierno federal está abierto a la posibilidad de elevar los límites para portación de droga con fines de consumo recreativo, que contempla cinco gramos, conforme a la Ley General de Salud, y con ello permitir que jóvenes que se encuentran en las cárceles por posesión menor, sin violencia, y sin antecedentes de estar ligados al crimen organizado, puedan reinsertarse en la sociedad.

Comienzan foros de debate

La ronda de debates acerca de la nueva regulación de la mariguana y sus derivados comenzó en el Congreso de la Unión; en la primera fase de las discusiones que se tendrá sobre el tema se tuvo un lado gubernamental dispuesto a debatir sobre la portabilidad de las drogas, y también se dieron opiniones internacionales, en las que se abre la posibilidad de comerciar con medicamentos y fármacos derivados de la cannabis.

Durante su participación en el primer foro que se lleva a cabo en torno al debate de la mariguana, el representante de la oficina de la ONU contra la droga, Antonio Mazzitelli, dijo que los productos hechos a base de canabinoides no están prohibidos por las convenciones internacionales, por lo que el Estado no tendría por qué prohibirlos.

"Lo puedo decir de manera más que oficial: todo uso de productos farmacéuticos a base de mariguana está permitido en las convenciones, es decir, los Estados no tienen por qué impedir la circulación y la utilización de medicamentos que puedan aportar un beneficio a quien hoy sufre", dijo.

Poco antes del arranque del foro, un grupo de padres acudió ante los presidentes de las cámaras que encabezaron los trabajos y entregaron 150 firmas con las que solicitan que se despenalice el uso medicinal de la mariguana.

Los padres aseguran que hay avances en los estudios que demuestran que hay una disminución en algunos síntomas convulsivos, otros que tienen que ver con el dolor y con el avance de ciertos tipos de cáncer.

La carta fue recibida por el presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, quien ofreció llevar a cabo un debate serio y enfocado en el beneficio de la población que lo necesita.

Zambrano y Roberto Gil, presidente del Senado, consideraron que es indispensable obtener una postura de políticas públicas y deberán quedar de lado las posiciones personales.

"El problema es que las adicciones, la corrupción y la violencia están ahí, asociados a los mercados ilícitos de drogas; tenemos problemas sociales que detener y mitigar. Estamos obligados a tomar decisiones", dijo Gil.