• Regístrate
Estás leyendo: Mejorar policías cuesta 5 veces más que desplegar al Ejército
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 15:44 Hoy

Mejorar policías cuesta 5 veces más que desplegar al Ejército

El presupuesto que reciben los estados y municipios para mejorar a sus policías es 5 veces más caro que lo que cuesta el despliuegue del Ejército en las tareas de seguridad.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Lorena López

Los gobiernos estatales y municipales han recibido recursos de la federación para fortalecer a sus policías, los cuales ascienden a 176 mil millones de pesos, cinco veces más de lo que cuesta el despliegue del Ejército en las tareas de seguridad, el cual es de 32 mil 723 millones de pesos.

Los estados llevan 18 años recibiendo recursos para la seguridad y los municipios más violentos cuentan con financiamiento para sus policías desde hace nueve años, con el fin de realizar los controles de confianza para certificarlas, pero los recursos no han generado una mejora en la seguridad.

TE RECOMENDAMOS: Pobreza y crimen, prioridades rumbo al último año: Peña

En 1999, con la ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se creó el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) que desde entonces ha entregado a los gobernadores 112 mil 234 millones de pesos para atender la profesionalización, equipamiento y modernización tecnológica y de infraestructura de seguridad pública en las entidades.

Nueve años después, a esos recursos se sumaron los fondos para los municipios con mayor incidencia de criminalidad, que desde 2008 entregaron 64 mil 170 millones de pesos para crear un nuevo modelo policial, que en el sexenio pasado era el Subsemun y actualmente es el Fortaseg, ya con los operativos del Ejército en labores de seguridad pública ante el alza en los delitos.

Además, en el presupuesto para el año próximo ya se aprobaron otros 12 mil millones de pesos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.