Medina responderá a acusaciones tras la elección

El mandatario estatal afirma ser víctima de la "guerra sucia" de los personajes políticos en tiempos electorales.
El gobernador Rodrigo Medina.
El gobernador Rodrigo Medina. (Roberto Alanís)

Monterrey

Luego de las acusaciones de las cuales ha sido objeto el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, y su familia, particularmente su padre y hermano, el mandatario estatal difundió un comunicado a la ciudadanía donde afirma que responderá a tales cuestionamientos, una vez terminado el proceso electoral.

Medina de la Cruz afirmó que los dichos en su contra son parte de una “guerra sucia” que los actuales personajes políticos emplean como mecanismo para favorecer el voto, o ahuyentar al elector de un posible sufragio para algún partido en particular.

“En esta época de campañas electorales, hemos escuchado propuestas y proyectos para construir  un mejor Nuevo León, pero desafortunadamente también, una buena dosis de lo que conocemos como guerra sucia”, reza el escrito difundido por el mandatario estatal.

Indicó que, "lamentablemente, algunos han convertido estas campañas negativas en algo que intenta atrapar al electorado en una espiral de desacreditación y confrontación, más que en una de construcción de acciones y proyectos que sigan impulsando a Nuevo León".

Agregó que es un creyente de que los ciudadanos prefieren y buscan más el acuerdo que el desencuentro.

Expresó que, al final, en buena medida, eso es lo que ha permitido que Nuevo León sea un gran estado.

“No caeremos en provocaciones que distraigan la acción de gobierno, y como ha sido evidente, seremos respetuosos de las distintas preferencias o puntos de vista que se expresen en el transcurso del proceso electoral.

“Sin embargo, deseo expresar que una vez que concluya esta etapa, aclararé puntualmente las acusaciones que se han difundido sobre mi gobierno, tal y como lo he hecho a lo largo de mi administración".

Medina de la Cruz mencionó que las instituciones a su cargo permanecerán trabajando sin distracción para hacerle frente a los grandes retos de Nuevo León, como recuperar y mantener la seguridad, e impulsar el desarrollo económico y social, los cuales, dijo, seguirán siendo prioridad en su gobierno.

“Es previsible que esta guerra sucia continúe con la finalidad de influir, dirigir, o ahuyentar el ánimo de los electores hacia alguna preferencia electoral o hacia mi gobierno.

“Finalmente hago un respetuoso llamado a la ciudadanía a que, independientemente de la efervescencia política del momento, sigamos construyendo un Nuevo León fuerte, seguro y productivo por el bien de los presentes y futuras generaciones”, finaliza el escrito.