Problema de tortura en México es serio e inaceptable: Meade

El canciller dijo que el informe del relator especial de la ONU dejó mucho que desear por lo que había una preocupación de que no se aclararan las principales conclusiones del trabajo presentado.
El canciller José Antonio Meade en El asalto a la razón, con Carlos Marín

Ciudad de México

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, dijo que en México la tortura es un problema serio e inaceptable que preocupa al gobierno federal, por lo que se revisarán todas las instancias que han sido señaladas para que se enfrenten responsabilidades.

En El Asalto a la Razón con Carlos Marín, el canciller dijo que el informe del relator especial de la ONU, Juan E. Méndez, sobre tortura dejó mucho que desear y había una preocupación de que no se aclararan las principales conclusiones del trabajo presentado.

"Muchas veces nos preocupamos por cuidar más la relación con un relator que por cuidar la imagen del país y en este caso frente a una aseveración sin sustento, frente a una aseveración que incluso llevó al relator a redefinir el término "generalizado", nos pareció importante que quedara claro", dijo el canciller Meade.

El relator dijo que la tortura es "generalizada en México. Punto seguido. Se da fundamentalmente entre la detención y la puesta a disposición, pues ya esa primera acotación hace pensar que el trabajo que se había venido haciendo implica justamente que no es generalizada. Y lo malo de haber usado el termino es que inducia a esa confusión".

El canciller Meade dijo que el hecho de que el diagnostico no sea preciso llevó a que mucha personas concluyeran que la tortura era efectivamente generalizada y se pensaba en consecuencia que se daba en todos los niveles, en todos los estados y en toda la extensión. "Punto seguido de haberlo dicho matiza que se refiere solamente a esa instancia, de por si grave si así fuera", agregó.

"En el informe dice 'estuve en las cárceles', y estuvo en varias, 'y lo que noté fue indiferencia', pero no se alegó tortura, 'estuve en los centros de atención migratoria y los encontré muy adecuados para estancias de corto plazo, pero no de largo plazo', claro el centro de atención migratoria es solo para estancias cortas.

"'Me entrevisté con quienes estaban siendo arraigados en los centros de investigación federal y ahí no se detectó un caso de tortura, claro me decían que habían maltratado previo a la detención' pero ni en las cárceles ni en los centros migratorios ni en las instancias penales detecta", indicó el canciller quien volvió a dar por terminado el capítulo con el relator de la ONU.