• Regístrate
Estás leyendo: Me la pasé esperando y nunca llegó: madre de desaparecida
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 21:36 Hoy

Me la pasé esperando y nunca llegó: madre de desaparecida

María Guadalupe se reúne con otros miembros del grupo AMORES para exigir la sensibilidad de las autoridades y alimentar su fe, hasta saber qué fue de sus familiares.

Publicidad
Publicidad

César Cubero

Hace 5 años y siete meses, doña María Guadalupe Vázquez vio a su hija Miriam Guadalupe Alemán salir de su casa, subir a su auto, tomar el volante del mismo, y con una sonrisa en el rostro, la vio iniciar su viaje a Laredo, Texas.

La maestra de primaria iba de compras a la ciudad fronteriza, de copiloto la acompañaba a un amigo; la madre le pidió que no fuera por la inseguridad que se vivía a inicios del 2011, sin embargo, el plan estaba hecho y Miriam partió rumbo al vecino estado, su mamá, desde la puerta, le dio la bendición; desde entonces, nunca más la ha vuelto a ver.

"Cuando mi hija se iba, ella para las ocho y media o nueve siempre llegaba, pero ya pasando de las ocho y media dije, ya es muy tarde, mi hija no llega, y así me la pasé toda la noche, esperando, esperando, y nunca llegó.

"Estuve toda la noche en vela ahí sentada, esperando, fueron semanas, esperando ahí en la sala a ver si llegaba, luego me decía mi hijo 'no se preocupe, amá, ella va a llegar dentro de quince días', pasaron los quince días y no llegó", explicó la afligida madre.

Vino entonces el tiempo de dejar la sala atrás e ir a Laredo, Tamaulipas, a poner la denuncia, ya que el último registro que existe de la presencia de su hija fue pasando Sabinas Hidalgo, Nuevo León.

Llegó el turno para que la realidad burocrática del país se hiciera presente, y doña María Guadalupe, desde entonces, desde el año 2011 en sus inicios, ha vivido día a día esa falta de solidaridad y sensibilidad por parte de las autoridades del gobierno y de las procuradurías de Justicia.

"Después tuve que irme a poner la denuncia a Laredo, Tamaulipas, luego nadie nos dio apoyo, te cierran las puertas", criticó.

Sin embargo, para María Guadalupe, la esperanza de encontrar a su hija no decae, por ello, junto a otros familiares de personas desaparecidas, a través del grupo AMORES (Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados, Secuestrados y Desaparecidos) y Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC) piden sensibilidad.

Estas agrupaciones exigen la búsqueda de su ser querido y toman las calles cada que es necesario para mostrar que su dolor es permanente y su sed de justicia incansable, aunque, destaca, la fe está puesta en un poder superior.

"Nos mantiene la fe, no en que las autoridades trabajen, sino en Dios, y por eso nos mantenemos aquí, de pie, para saber ¿qué pasó? ¿dónde quedaron? ¿dónde están?", dijo.

FSAD

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.