• Regístrate
Estás leyendo: Me hubiera gustado hacer algo por la gente desde el periodismo
Comparte esta noticia

Me hubiera gustado hacer algo por la gente desde el periodismo

Entrevista

La presidenta del Sistema Estatal DIF se define como una mujer soñadora e idealista, por lo que la experiencia de su cargo le ha permitido apoyar de otras formas a los poblanos que lo necesitan
Publicidad
Publicidad

La presidenta del Sistema Estatal DIF, Dinorah López de Gali, siente atracción por la pintura y la música, la cocina y el deporte, sin embargo, considera a su familia la tarea más importante que le ha tocado desempeñar. De no haberse dedicado a su familia, le hubiera gustado dedicarse el periodismo y estar en contacto con la política, por lo que también le hubiera gustado ser diputada.

En entrevista para Milenio Puebla, Dinorah asegura que estar al frente el DIF fue una experiencia muy estimulante en su vida, pues le permitió conocer otros aspectos de ella misma y ayudar a quienes lo necesitan. Al mismo tiempo, reconoce que su principal pasión es su familia y asegura estar contenta con el rumbo que ha tenido su vida.

Asimismo, se define como una mujer soñadora e idealista que además de la pintura, que es uno de los principales hobbies, tiene una especial atracción por el mundo de la política.

¿Cómo es su vida cuando no trabaja en el DIF?

“Es muy padre porque convivo con mis hijos, con mis nueras, con mi yernos, con mis nietos. Tratamos de estar juntos para comer, después de la comida viene la sobremesa, platicamos de todo un poco, los nietos qué clases toman, cómo les va, estamos con la monería de la bebé, Tony que ya empieza a decir ‘papá’, ‘mamá’, ‘abu’, es el más chiquito con un año dos meses, platicamos de todo. Mi marido hace muchas guasas, le encanta vacilar, nos reímos mucho, y si estamos él y yo solos platicamos de nuestro trabajo, de nuestros proyectos para la semana, porque él trabaja hasta largas horas de la noche y trata de comer conmigo”.

¿Cambió su vida cuando asumió este encargo?

“Sí, cambió mucho por los sacrificios, pero también por las muchas satisfacciones. Me voy muy contenta, se reforzaron los programas, sacamos políticas públicas nuevas en las que se ha llegado mucho al trabajo con los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, incluso, mujeres que necesitaban nuestro apoyo. Me siento plena y muy contenta porque siento me di el 100 por ciento como yo esperaba. Fue algo excepcional y nunca pensé en vivir esto en mi vida”.

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

“Pintar, aunque no lo he podido hacer, es la otra de las cosas que dejé, pero trato de hacer ejercicio a diario, aunque hay días que no lo puedo hacer”.

¿De la pintura qué estilo le atrae?

Abstracto totalmente, soy abstracta. Me gusta mucho pintar con tierras, con mucho acrílico, combinar con oleos, meter papel y muchas cosas. Me gusta mezclar y hacerlo con textura, eso me gusta mucho.

¿Quiénes son sus artistas poblanos preferidos?

“Lazcarro, me gusta también, aunque no es poblano, es boliviano, pero ya lo adoptamos, José Bayro, su escultura; también Juan Carlos Castillo, de hecho tengo obra de él, pero hay muchos que me gustan. Es que nos gusta tanto a Tony y a mí el arte, es una de las principales iniciativas que tuvimos para darle la oportunidad a los artistas de que pudieran exponer en el (Museo Internacional) Barroco, de hecho se hizo una exposición con varios artistas poblanos.

¿Le gusta la música?

“¡Cómo no! Eso me fascina, me encanta la música, me gusta mucho el estilo que tiene mi esposo de cantar, Mijares, Emmanuel, lo de nuestra época. Recuerdo cuando mi mamá me decía, ‘Esa sí era música, la que yo escuchaba’, pues ahora digo lo mismo y se lo digo a mis hijos, pues escuchábamos Carpenters, toda esa ola de esos tiempos, en los que la música era bonita, no era punchis, punchis, brinca, brinca. Era otra cosa pero me gusta la música, la clásica, me gusta el teatro”.

¿Le gusta la cocina?

“Sí, sé cocinar muy bien la comida árabe, bueno no digamos que tan bien, creo que bien (risas) Mi esposo es de ascendencia libanesa y a mis hijos les encanta keppe crudo, las bolas de keppe, las calabacitas rellenas, hay una sopa que se hace con carnero, la gallina fingida, hay mucha de la comida árabe, como la berenjena al horno”.

¿Cómo se acerca a ese tipo de cocina?

“Yo me hice novia de Tony desde muy chiquita, desde los 14 años, pues me invitaba a comer y el jocoque me fascina. Cuando me caso, él tenía una tía, Victoria, la quise mucho y ella me enseñó a hacer muchos de los platillos y también la abuelita Malvina (de Tony) me enseñó a guisar. Para mí, ser mamá y llevar una casa ha sido uno de las expresiones más bonitas que existen. Le doy a gracias a Dios por tener esta familia”.

¿Qué le hubiera gustado ser de no haberse dedicado a la familia?

“Me voy a ventilar aquí, pero si no hubiera sido mamá y me hubiera dedicado a estudiar. A lo mejor después de haber acabado la carrera de artes gráficas, me hubiera encantado estudiar algo relacionado con la política. Me he dado cuenta que es algo muy interesante, la forma en que se manejan todos los hilos de la política y cómo es el trabajar dentro de eso. Creo que me hubiera gustado llegar a una diputación, elaborar iniciativas y ejercer políticas para que realmente ayudaran; lo he llegado a pensar, me hubiera llamado la atención estar haciendo algo por la gente, a la mejor desde el ámbito político pero también desde el ámbito periodístico; me hubiera gustado estudiar periodismo, poder dar noticias sobre la forma en que se maneja el mundo”.

“Soy una mujer muy soñadora e idealista. Siento que el mundo podría tocar fondo si muchas mujeres que, como yo, pensamos que hay que cambiar el chip de la gente, la actitud de las personas y pensar positivo, así podríamos hacer una sinergia maravillosa y cambiarían muchas cosas”.


ARP

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.