Homosexuales buscan adopción como trofeo: Arquidiócesis

En el semanario Desde la Fe, la Arquidiócesis criticó la iniciativa para legalizar el matrimonio gay en todo el país debido a que "privilegia caprichos homosexualistas por conseguir un hijo".
Comunidad lésbico gay en el día mundial de la lucha contra la homofobia
Comunidad lésbico gay en el día mundial de la lucha contra la homofobia

Ciudad de México

La Arquidiócesis de México consideró que la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para garantizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país "privilegia caprichos homosexualistas por conseguir un hijo, como si se tratara de trofeo de ideologías de género".

"Desde la óptica jurídica, sería necesario considerar, primero, la reestructuración y homologación del sistema de adopciones, donde impera una burocracia que socava el derecho de los niños a gozar de ambientes armónicos. Hay miles de familias, fundadas por un hombre y una mujer, en espera de adoptar a un pequeño, es a ellos a quienes se les debe dar esta oportunidad", dice la Arquidiócesis en el editorial del semanario Desde la Fe.

La Arquidiócesis reiteró que se debe el derecho de la infancia para gozar de un padre y una madre, pero la desafortunada reforma parece correr a la inversa, privilegiando caprichos homosexualistas por conseguir un hijo, como si se tratara de trofeo de ideologías de género. Hay que decirlo con todas sus palabras: esto no es normal ni saludable para ningún niños".

"No permitamos que se conviertan en cosas. Los niños son personas, no mascotas", dice en el editorial.

Agregó que si la actual administración quiere proteger a los niños en todas sus dimensiones y fortalecer su interés superior como lo señala la Constitución, "entonces se demanda el inmediato retiro de la iniciativa para ser devuelta a su promotor, el ejecutivo federal".

"No puede dejarse, como sucedió en la Ciudad de México, que el tema de las adopciones pase sin la menor discusión, análisis y sentido de responsabilidad. Un hijo no se reduce a simple posesión caprichosa ni, como ya se señaló, es un trofeo de las ideologías de género, las cuales reclaman un derecho, que es un falso derecho, porque no existe el derecho de adoptar, sino el derecho humano de ser adoptado, y no por parejas disfuncionales en su sexualidad y afectividad, sino por padres normales que naturalmente deben ser un padre y una madre", dice.

El proyecto del presidente que reforma el Código Civil Federal, indicó el semanario "no es una norma justa ni equitativa, ni mira por el bien superior de los niños. Es, por el contrario, una norma profundamente inmoral e injusta que hace de los niños objetos, lo que los convierte en víctimas inocentes".