El martes toma protesta el nuevo rector de la UNAM

Graue Wiechers estará al frente de la Universidad de 2015 a 2019.
Parte de su propuesta es reforzar la seguridad de las instalaciones.
Parte de su propuesta es reforzar la seguridad de las instalaciones. (Juan Carlos Bautista)

México

El Consejo Universitario de la UNAM convocó a sesión extraordinaria para el martes, a fin de que rinda protesta Enrique Luis Graue Wiechers como rector de la casa de estudios para el periodo 2015-2019.

El máximo órgano de gobierno, integrado por unos 300 universitarios, se reunirá en el Palacio de la Antigua Escuela de Medicina para llevar a cabo la ceremonia solemne, que aunque tiene relevancia los rectores entrante y saliente (Graue Wiechers y José Narro) no vestirán de toga y birrete.

El encuentro de los consejeros, entre quienes se encuentran ex rectores, directores de las facultades, de institutos de investigación, representantes de alumnos e investigadores, entre otros, será a las 9 de la mañana y se prevé que solo Graue emita un discurso durante la ceremonia de toma de posesión.

Por su parte, el presidente en turno de la Junta de Gobierno, René Millán Valenzuela, quien anunció el nombramiento de Graue, será quien impondrá la Venera (medalla) al rector de la UNAM ante la asistencia de autoridades académicas e invitados especiales.

Graue fue designado en el cargo —de entre nueve aspirantes— el 6 de noviembre por la Junta de Gobierno.

Antes, ocupó la dirección de la Facultad de Medicina de la UNAM desde 2008, en la que realizó sus estudios profesionales y obtuvo los títulos de médico cirujano y especialista en oftalmología, además es representante de la UNAM ante el Consejo de Salubridad General e integrante titular del Consejo Consultivo de Salud del Distrito Federal.

En su proyecto de trabajo delineó una administración al servicio de los universitarios y privilegiar la seguridad en las instalaciones.

Propone una universidad que genere conocimiento y lo ponga al servicio del país, integre redes de conocimiento para la solución de los problemas complejos, y transferirlo a la sociedad y al sector productivo de nuestro país.

También quiere una Universidad a la vanguardia de las tecnologías de la información, para lo cual, es necesario dar acceso a toda la comunidad y en todos los campus universitarios a las tecnologías de la información y comunicación.

Busca el viraje rápido y decidido a mezclar la educación en línea con aquella escolarizada y de cómo evaluar el conocimiento por estos medios.

Además, la necesidad de fortalecer los contenidos educativos del Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia.

Plantea que su administración ponga en primer plano la seguridad y mejorar las relaciones con los trabajadores, así como la procuración de su bienestar laboral.

En un video con motivo de su candidatura aseguró coincidir con otros proyectos en la necesidad de lograr que la UNAM sea "una universidad más fuerte y grande".