Marcha LGBTI termina en mitin de candidato del PRI

En este 2017, solo desfilaron dos carros alegóricos, alrededor de dos mil personas, no hubo pruebas rápidas de VIH gratuitas como en otros años.
Marcha gay de Torreón terminó como mitin político del candidato a la alcaldía del PRI.
Marcha gay de Torreón terminó como mitin político del candidato a la alcaldía del PRI. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

En diez años de historia civil de la marcha LGBTI que tuvo lugar este sábado 27, se convirtió en un mitin de apoyo para el candidato del PRI a la presidencia municipal de Torreón, Miguel Mery.

Inclusive hizo acto de presencia y habló ante los integrantes de la comunidad, y abrazó y besó a las reinas y reyes, aunque él no participó en la marcha.

En este 2017, solo desfilaron dos carros alegóricos, alrededor de dos mil personas, no hubo pruebas rápidas de VIH gratuitas como en otros años.

Se repartieron también camisetas con una 'M' por delante y la palabra MERY por detrás, que al parecer fueron donadas por el candidato.

Antes de que saliera el contingente menor que al de años previos, en una mesa un grupo de jóvenes invitaban a la gente a firmar una petición para el candidato al gobierno de Coahuila del PRI, Miguel Riquelme, a cambio de aportar su nombre, firma y mostrar su credencial de elector y poner su número de folio.

Los que firmaron recibieron a cambio una cachucha. Según informaron los jóvenes que estaban encargados de recolectar las firmas, la intención es que este candidato firme un compromiso con la comunidad LGBTI para desarrollar políticas públicas.

Sin embargo la marcha fue muy diferente a la de otros años. Estuvo presente el fashion que caracteriza a la comunidad. Pero desde el estrado, Raymundo Valadez, uno de los más importantes activistas por los derechos de la comunidad, no dudó en alabar al candidato Riquelme.

También pidió bullas para los panistas. Muchas personas subieron a hablar de los momentos en que la ciudad estuvo gobernada por el PAN y se quejaron de que eran repirmidos.

Se hicieron varios concursos con premios simbólicos, lo que retrasó la salida del grupo de participantes y ocasionó que muchos decidieran mejor retirarse de ahí, al ver que no comenzaba y que las peticiones del voto a favor del PRI no cesaban.

Por ahí anduvo un integrante del Partido Joven que iba armado de banderines y playeras, pero que decidió mejor dar marcha atrás al ver que eran muchos los que traían la de MERY.

En este 2017, solo desfilaron dos carros alegóricos, alrededor de dos mil personas, no hubo pruebas rápidas de VIH gratuitas como en otros años, participaron también caballerangos, y muchas personas iban acompañando a sus familiares con orgullo.


dcr